Filipinas cancela plazo para abandonar norte del país

Las Filipinas cancelaron el plazo que habían impuesto para que miles de extranjeros abandonen el norte del país, región que había quedado bajo cuarentena debido al aumento de casos de coronavirus,...

Las Filipinas cancelaron el plazo que habían impuesto para que miles de extranjeros abandonen el norte del país, región que había quedado bajo cuarentena debido al aumento de casos de coronavirus, informaron las autoridades el miércoles.

La cuarentena declarada por el presidente Rodrigo Duterte estipulaba que la gente debía quedarse en sus casas y restringía el transporte por tierra, aire o mar a Luzón, la isla principal de este archipiélago de más de 100 millones de habitantes. Las restricciones causaron confusión y embotellamientos de tránsito y la suspensión del transporte público dejó varados a profesionales de la salud y de emergencia.

Las autoridades filipinas inicialmente habían pedido a los extranjeros, incluyendo turistas, abandonar Luzón en un plazo de 72 horas debido a que era inminente la cancelación de todos los vuelos. Sin embargo, la agencia a cargo de la crisis anunció que el plazo había sido anulado y que los extranjeros podían dejar Luzón cuando lo vean conveniente.

No queremos ejercer presión porque eso les haría difícil las cosas, así que fuimos flexibles, declaró el secretario del gabinete Karlo Nograles en conferencia de prensa.

Los extranjeros en Luzón podrían sufrir inconvenientes si desean quedarse, debido a que el transporte público ha sido suspendido y gran cantidad de negocios están cerrados. Algunas aerolíneas han cancelados los vuelos internacionales, complicando la situación para quienes desean abandonar el país.

Las Filipinas tienen 202 casos del COVID-19, según el Departamento de Salud, que el martes confirmó que uno de sus funcionarios está entre los enfermos. Diecisiete personas han fallecido, la cifra más alta en el sudeste asiático.

Las medidas drásticas anunciadas por Duterte causaron sorpresa para muchos filipinos. Sólo un miembro de cada familia puede salir a comprar víveres, pero muchos negocios estaban cerrados y había largas filas a la entrada de los mercados en Manila.

La pandemia del coronavirus ha infectado a más de 204.000 personas y matado a más de 8.200 en todo el mundo. La enfermedad COVID-19 provoca síntomas leves o moderados para muchos y la gran mayoría se recupera. Algunas personas, especialmente ancianos o con problemas médicos previos, pueden sufrir complicaciones como la neumonía.

___

Contribuyeron a esta nota los corresponsales de Associated Press Gomez en Manila y Kiko Rosario en Bangkok.

___

El Departamento de Noticias sobre Salud y Ciencia de The Associated Press recibe apoyo del Departamento de Educación Científica del Instituto Médico Howard Hughes. La AP es la única responsable de su contenido.