Trump responde al impacto de COVID-19 sobre la economía

El presidente Donald Trump se dedicará el martes a responder al impacto devastador de la pandemia de coronavirus sobre la economía estadounidense en reuniones con directivos del sector turístico y ...

El presidente Donald Trump se dedicará el martes a responder al impacto devastador de la pandemia de coronavirus sobre la economía estadounidense en reuniones con directivos del sector turístico y conferencias telefónicas con los sectores de restaurantes, minoristas y proveedores.

Empresas grandes y pequeñas sufren los golpes de cierres, cancelaciones y el miedo de la gente a medida que se multiplican los casos en todo el país. El gobierno prevé presentar un paquete de estímulo de unos 850.000 millones de dólares para frenar la caída libre que alborota los mercados financieros. Los precios de las acciones aumentaron levemente en Wall Street el martes, luego de caer en la víspera a su nivel más bajo en más de tres décadas.

La Casa Blanca presentará su pedido de un estímulo a los senadores republicanos en las próximas horas. El objetivo es brindar alivio a la pequeña empresa y las aerolíneas, e incluye un gran recorte de impuestos para los asalariados. Dos personas familiarizadas con el pedido lo describieron a The Associated Press bajo la condición de anonimato por no estar autorizadas a hacerlo públicamente.

Ante el pico de contagio previsto, la Casa Blanca dio a conocer el lunes una serie de normas que durante 15 días trastornarán las normas de la sociedad estadounidense.

En un tono adusto poco habitual en él, Trump exhortó a las personas mayores a permanecer en cada y a todos a evitar las aglomeraciones y las comidas en restaurantes. El presidente republicano reconoció por primera vez que la economía puede caer en recesión y que la epidemia puede continuar hasta julio o agosto.

La pandemia del coronavirus ha infectado a más de 185.000 personas y matado a más de 7.300 en todo el mundo.

La enfermedad COVID-19 provoca síntomas leves o moderados para muchos y la gran mayoría se recupera. Algunas personas, especialmente ancianos o con problemas médicos previos, pueden sufrir complicaciones como la neumonía.