Ecuador con severas restricciones de movilidad por COVID-19

Los ecuatorianos amanecieron el martes con duras restricciones a la movilidad -incluso a pie y en bicicleta- luego de que el gobierno impuso el estado de excepción para frenar la propagación del nue...

Los ecuatorianos amanecieron el martes con duras restricciones a la movilidad -incluso a pie y en bicicleta- luego de que el gobierno impuso el estado de excepción para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

A primera hora de la mañana reinaba la confusión. Decenas de conductores pugnaban porque los dejaran avanzar mientras cientos de ciudadanos esperaban el transporte público y policías y militares los invitaban a regresar a sus hogares. Unas horas después, Quito lucía desolada.

Tras los primeros momentos de confusión, en los que algunos conductores lograron pasar, los uniformados organizaron retenes para hacer cumplir la orden del presidente Lenín Moreno y el alcalde capitalino Jorge Yunda.

La noche del lunes el mandatario argumentó que estamos enfrentando una guerra y en esta guerra haremos todo lo posible y hasta lo imposible para cuidar a mis hermanos ... hemos escuchado de los expertos que si Ecuador no corta de raíz el problema puede llegar a tener más de 800.000 contagiados.

El estado de excepción por 14 días también implica el cierre de servicios públicos -menos los de salud y seguridad-, y las actividades del sector privado, excepto las vinculadas a alimentos, salud y finanzas.

En Ecuador se han registrado 58 casos de COVID-10 de los cuales 47 están estables y aislados en sus domicilios.

Yunda aseveró que estamos evitando la conglomeración de personas ... la gente tiene que quedarse en casa para frenar esta pandemia que está cobrando cientos de vidas a diario en países que no tomaron las medidas a tiempo.

El fin de semana Ecuador había cerrado sus fronteras aéreas, marítimas y terrestres y los parques y espacios públicos.

Hasta el martes en América Latina se habían registrado casi 900 casos de COVID-19 y al menos 12 fallecidos.

En todo el mundo, 185.000 personas se han infectado y más de 7.300 han fallecido, pero la mitad de los que alguna vez tuvieron el virus se han recuperado. La mayoría de los enfermos presenta síntomas leves como fiebre o tos, pero para las personas mayores o que tienen otros problemas de salud pueden ser peores, incluso neumonía.