Exgobernador es escogido para ser primer ministro iraquí

El presidente iraquí designó como primer ministro a un exgobernador de la provincia de Najaf tras semanas de pugnas políticas, mientras los habitantes de Bagdad se apresuraban a comprar productos b...

El presidente iraquí designó como primer ministro a un exgobernador de la provincia de Najaf tras semanas de pugnas políticas, mientras los habitantes de Bagdad se apresuraban a comprar productos básicos antes de la imposición de un toque de queda debido a la pandemia del coronavirus.

Adnan al-Zurfi fue designado como primer ministro por el presidente Barham Saleh luego de una serie de tensas reuniones entre facciones políticas que llevaban semanas sin poder llegar a un acuerdo sobre quién debía reemplazar al primer ministro saliente Adil Abdul-Mahdi.

La decisión surgió luego que un candidato anterior, Mohamed Alaui, retiró su postulación luego que bloques parlamentarios rechazaron su lista de ministros.

Al-Zurfi, de 54 años, fue designado gobernador de Najaf por el entonces administrador estadounidense de Irak, Paul Bremer, en el 2004 y estuvo dos períodos en ese cargo entre el 2009 y el 2015. Su segundo período fue interrumpido al ser destituido por el concejo provincial. En las elecciones de mayo del 2018 se postuló en la lista del ex primer ministro Haidar al-Abadi.

Según la constitución iraquí, al-Zurfi tiene 30 días para proponer su lista de ministros y formar un nuevo gobierno. El presidente Barham Saleh deseó éxito a al-Zarfi en su nueva tarea de convocar a elecciones tempranas y justas y lograr las aspiraciones de todos los iraquíes, según un comunicado de su despacho.

Convocar a elecciones anticipadas ha sido una de las demandas de los manifestantes que han estado acampando la Plaza Tahrir de la capital desde octubre, cuando miles de personas salieron a las calles para denunciar la corrupción oficial, la falta de servicios públicos y el alto desempleo. Abdul-Mahdi renunció bajo presión por las protestas.

Pero los intentos de Alaui de formar gobierno estuvieron complicados por demoras y desacuerdos, pues en dos ocasiones los legisladores fracasaron en sus intentos de aprobar su gabinete de independientes, lo que causó malestar entre los legisladores kurdos y sunís.

___

El corresponsal de AP Qassim Abdul-Zahra en Bagdad contribuyó.