Francia impone más restricciones para frenar coronavirus

El presidente francés Emmanuel Macron anunció el lunes fuertes restricciones a la libertad de movimiento en un intento de frenar la propagación del nuevo coronavirus, mientras que la Unión Europea...

El presidente francés Emmanuel Macron anunció el lunes fuertes restricciones a la libertad de movimiento en un intento de frenar la propagación del nuevo coronavirus, mientras que la Unión Europea cerró sus fronteras a los viajeros extranjeros.

En un discurso televisado, Macron dijo que, a partir del martes al mediodía, y durante al menos 15 días, la gente en Francia sólo podrá salir de sus casas para realizar actividades necesarias, como comprar alimentos o ir a trabajar. Señaló que las reuniones con familiares y amigos estaban prohibidas, aunque la gente podrá hacer ejercicio, manteniendo distancia entre ellos.

Informó que había tomado la decisión debido a que la gente no había respetado las peticiones anteriores de mantener un distanciamiento social.

Vimos a la gente reunirse en parques, en mercados llenos de personas, restaurantes y bares que no siguieron las instrucciones¦ No sólo no se están protegiendo a sí mismos, sino que no están protegiendo a los demás, comentó a la población francesa.

Estamos en guerra, manifestó varias veces durante el discurso.

Macron dijo que los franceses deberían quedarse en casa y únicamente salir por lo esencial. Agregó que cualquier persona que quebrante las restricciones sería castigada, sin especificar exactamente qué significa eso.

También anunció que se pospondría la segunda ronda de las elecciones locales de Francia y que se suspenderían las controversiales reformas de jubilación del gobierno, señalando que era necesario concentrarse en la lucha contra el coronavirus.

Para el lunes temprano, Francia había reportado 5.397 casos confirmados de la enfermedad COVID-19, más que los registrados en Estados Unidos.

Junto con el resto de la Unión Europea, Francia planea cerrar sus fronteras a la mayoría de los viajeros extranjeros, al tiempo que colocará carriles de circulación rápida para garantizar que el equipo médico fundamental llegue a todos sus ciudadanos.

El plan de la UE fue anunciado casi una semana después de que se implementó un aislamiento a nivel nacional en Italia, el país con más casos confirmados del virus en el mundo después de China. España siguió sus pasos el fin de semana, mientras que otras naciones del bloque han adoptado medidas parecidas, incluidos cierres parciales de fronteras.

Las autoridades de la UE temen que el actuar de los países sin una coordinación podría dificultar las cosas para las naciones vecinas cuyos sistemas de salud ya son débiles. La enfermedad COVID-19 ya ha infectado a más de 50.000 personas a lo largo y ancho de Europa, y provocado 2.000 muertes.

En la mayoría de la gente, el nuevo coronavirus causa síntomas leves o moderados, como fiebre y tos. En algunos, sobre todo adultos mayores y personas con enfermedades ya existentes, puede provocar afecciones más graves, como neumonía.

___

Cook y Petrequin informaron desde Bruselas. Corbet contribuyó desde París.