El expresidente Bill Clinton culpó a los republicanos y la prensa por la controversia alrededor del uso del servidor privado de correo electrónico de su esposa como secretaria de Estado, y argumentó que los rivales republicanos quieren enfocarse en la treta política para debilitar su campaña presidencial.

Nunca he visto tanto tiempo invertido en tan poco "Nunca he visto tanto tiempo invertido en tan poco", dijo Clinton en una entrevista que será transmitida el domingo, cuando describió el furor de los correos electrónicos en gran parte como resultado de un "ataque frontal a gran escala" de los republicanos contra la demócrata Hillary Rodham Clinton. Fragmentos de la entrevista con "CNN's Fareed Zakaria GPS" se develaron el sábado.

"El otro partido no se quiere enfrentar a ella, y si lo hacen, la quieren tan deformada como se pueda", agregó el expresidente.

Los republicanos han cuestionado los miles de emails que la exsecretaria de Estado borró bajo el argumento de que eran privados, además de otros mensajes que han surgido de forma independiente de Hillary Clinton y el Departamento de Estado.

Bill Clinton comparó la controversia del email con los cuestionamientos del acuerdo de la tierra de Whitewater con los que se enfrentó durante su campaña presidencial de 1992. Al decir que el furor era más político que sustancial, Clinton argumentó que su esposa fue honesta al responder a preguntas y se recuperará de un descenso en las encuestas.

"Dijo que sentía que su email personal causara toda esta confusión y quisiera regresarle la elección a la gente estadounidense. Y yo confío en la gente. Creo que todo estará bien", comentó.

Culpa a la prensa

Clinton agregó que la prensa también jugó un papel inadecuado en los problemas de su esposa.

"Al principio del año era la persona más admirada en la vida pública", dijo. "¿Qué sucedió? La campaña presidencial es lo que sucedió y la naturaleza de la cobertura pasó de estar orientada a temas, a política".

Clinton grabó la entrevista el jueves. El viernes, el gobierno de Obama descubrió una serie de mensajes de correo electrónico que Hillary Rodham Clinton no entregó cuando proporcionó lo que ella dijo que era su correspondencia completa relacionada con su trabajo como secretaria de Estado, informaron funcionarios a The Associated Press. Su existencia se opone a su afirmación de que entregó todos sus emails de trabajo de la cuenta.