LO ÚLTIMO: Italia cierra los parques por el coronavirus

Los últimos acontecimientos relacionados con la propagación del coronavirus a nivel mundial:

Los últimos acontecimientos relacionados con la propagación del coronavirus a nivel mundial:

___

Confinados en sus casas la mayor parte del día por una estricta cuarentena para luchar contra el coronavirus, millones de italianos se despertaron el sábado con la noticia de que no podían disfrutar ya de unos los pocos placeres que les quedaban: dar un paseo por el parque.

Los alcaldes de muchas ciudades, incluyendo Roma y Milán, decidieron el viernes en la noche cerrar los parques públicos. Las autoridades sanitarias lamentaron que mucha gente se reuniese allí, ya fuese para jugar al fútbol o para correr juntos.

Según el decreto gubernamental emitido a principios de semana, la gente podía pasea, correr o andar en bicicleta por los parques siempre y cuando mantuviesen la distancia de seguridad de un metro entre ellos. Pero no todo el mundo cumplía la norma.

Entre los parques clausurados estaba Villa Pamphilj, una amplia extensión de terreno con pinos y palmeras en los antiguos terrenos de una familia noble de Roma. Italia registra el peor brote de coronavirus fuera de China.

___

El gobierno de España se reunirá el sábado en la mañana para declarar el estado de emergencia por dos semanas y anunciar nuevas medidas para controlar el brote de coronavirus en el país, que se ha disparado en los últimos días hasta superar los 4.000 casos.

Esta medida permitirá al gobierno limitar la libre circulación, confiscar bienes y asumir el control de industrias e instalaciones privadas, incluyendo hospitales.

Los bares, restaurantes y tiendas no esenciales estaban cerradas desde el sábado en Madrid, donde se concentran alrededor de la mitad de los contagios, y en Cataluña, en el noreste del país.

___

El primer ministro de Corea del Sur dijo que la guerra del país contra el coronavirus se está ampliando a pesar del importante descenso en el número de nuevos casos.

Pidió más vigilancia tras la aparición de focos de infección en varias zonas, incluida la capital, Seúl, y advirtió acerca de la posibilidad de que el virus vuelva a entrar al país desde el extranjero a medida que se agravan los brotes en Occidente.

Los comentarios de Chung Se-kyun durante una reunión de su gobierno el sábado coincidieron con un descenso de las infecciones en Daegu, la ciudad más afectada, que reportó incrementos diarios de entre 60 y 70 casos apenas una sema después de registrar una media de 500 nuevos diagnósticos al día.

Corea del Sur reportó 117 nuevos casos y cinco víctimas mortales, para un total de 8.086 enfermos de COVID-19, la enfermedad provocada por el virus, y 72 decesos.