En una decisión inesperada, el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, John Boehner, informó el viernes a sus colegas republicanos que renunciará a su puesto a finales de octubre con lo que abandonará su codiciado papel en el Congreso en medio de la oposición de los políticos más conservadores.

Boehner ha tenido 13 mandatos como representanteEl republicano de Ohio, quien ha tenido 13 mandatos como representante, impactó a los republicanos reunidos el viernes por la mañana cuando les informó de su decisión en una sesión a puerta cerrada. El anuncio surge un día después de un punto importante en la carrera de Boehner: el discurso histórico del papa Francisco ante el Congreso, realizado por solicitud del representante.

El representante John Mica dijo que Boehner "no quiere convertirse en un problema. Ciertas personas tratan de que él sea un problema dentro y fuera del Congreso".

Boehner se convirtió en presidente de la cámara en enero de 2011.

Iniciativa sobre salud amenazó su presidencia

La disputa por la iniciativa conservadora para retirar fondos federales a la organización de salud reproductiva Planned Parenthood había amenazado la presidencia de Boehner y llevó a la reunión de los republicanos donde hizo el anuncio.

Algunos conservadores dieron la bienvenida a su anuncioLos conservadores han exigido que cualquier iniciativa de ley para mantener operando al gobierno después del plazo del miércoles retirara los fondos a la organización de planificación familiar Planned Parenthood, una medida rechazada por políticos más pragmáticos.

La disputa amenazaba la presidencia de Boehner en la Cámara y ha enturbiado el clima dentro del Partido Republicano.

Algunos conservadores dieron la bienvenida a su anuncio.

El representante Tim Huelskamp dijo que "es el momento para un nuevo liderazgo", mientras el representante Tom Massie dijo que el presidente saliente "subvirtió nuestra república".

"Creo que era inevitable", dijo Massie. "Esta es una condición que él mismo creó aquí".

Pero más republicanos convencionales dijeron que esto fue más bien una victoria pírrica para los ultraderechistas.

"El honor mostrado por John Boehner esta mañana contrasta marcadamente con la idiotez de aquellos miembros que buscan dividirnos continuamente", dijo David Jolly, representante por Florida.