Procuradores de al menos 27 entidades de Estados Unidos anunciaron una investigación a Volkswagen para determinar si la firma automotriz alemana incurrió en violaciones a las leyes de protección ambiental y al consumidor.

Volkswagen confirmó que vendió más de 480 mil de estos vehículos en Estados Unidos El procurador general de Texas, Ken Paxton, informó este jueves en un comunicado que Texas forma parte del comité ejecutivo que coordinará la investigación a Volkswagen.

La investigación estatal se anuncia luego que Volkswagen reconoció esta semana la instalación en 11 millones de automóviles a diesel, un "software" que daba falsos niveles de emisiones y permitía falsear las pruebas de contaminación.

Paxton citó informes de prensa que indican que las emisiones de estos autos de Volkswagen eran hasta 40 veces superiores a la cantidad que revelaban las pruebas estándares de emisiones. Volkswagen confirmó que vendió más de 480 mil de estos vehículos en Estados Unidos.

El procurador también informó que se investigará si Volkswagen violó las leyes del consumidor de Texas y de las demás entidades al engañar los compradores de vehículos en la venta de autos de motor diesel.

"Esta investigación determinará si se utilizaron prácticas comerciales engañosas para convencer a los consumidores de que sus autos serán amigables al medio ambiente, cuando no lo eran", dijo.

En la investigación participarán Alabama, Arizona, California, Connecticut, Delaware, Distrito de Columbia, Florida, Illinois, Indiana, Iowa, Kentucky, Maine, Maryland, Mississippi, Nebraska, Nevada, Nuevo México, Nueva York, Carolina del Norte y Oklahoma.

Además, Oregón, Pennsylvania, Rhode Island, Tennessee, el propio estado de Texas, Vermont y Virginia.

Investigación federal

Volkswagen también enfrenta una investigación federal a cargo del Departamento de Justicia de Estados Unidos y la petición de varios senadores de que también la Comisión Federal de Comercio (FTC) investigue por falsedad en los comerciales de sus motores diesel.

Incluso no se descarta posibles recursos para compensar a los consumidores.

Además de las investigaciones, la fabricante de automóviles deberá enfrentar una ola de demandas legales que están siendo interpuestas en las cortes federales de Estados Unidos por consumidores que se sienten defraudados por la compañía.

Analistas de la firma financiera Morgan Stanley estimaron que Volkswagen podría enfrentar multas y compensaciones por el orden de entre nueve mil y 27 mil millones de dólares.

La compañía ha informado que ha apartado unos ocho mil millones de dólares de sus ingresos para hacer frente a las eventuales responsabilidades legales.