Un autobús rentado y un vehículo anfibio para turistas chocaron el jueves en un concurrido puente de Seattle lo que causó la muerte de cuatro personas y heridas a 44 que fueron trasladadas a hospitales.

El jefe de Bomberos de Seattle, Harold Scoggins, dijo que 12 personas se encontraban graves y muchas más tenían heridas leves. En el choque también participaron dos autos de pasajeros.

El alcalde Ed Murray dijo que en el autobús viajaban estudiantes extranjeros por lo que se hacían labores para contactar a los consulados, pero no dio mayores detalles.

Testigos dijeron que se escuchó un chirrido de llantas antes del choque, que dejó fragmentos de metal y cristales rotos desperdigados por el puente, y que luego vieron a personas tendidas en el suelo mientras otros vagaban desorientados.