Negociadores de la UE no viajarán a reunión con G. Bretaña

Los representantes de la Unión Europea informaron el jueves que no viajarán a Londres la próxima semana para asistir a la segunda ronda de las negociaciones comerciales posteriores al Brexit con Gr...

Los representantes de la Unión Europea informaron el jueves que no viajarán a Londres la próxima semana para asistir a la segunda ronda de las negociaciones comerciales posteriores al Brexit con Gran Bretaña debido al brote del nuevo coronavirus, que está aumentando su fuerza en Europa.

Los equipos de negociación de ambas partes dijeron que revisaban alternativas para llevar a cabo las reuniones, incluido a través de videoconferencia.

Dados los desarrollos más recientes de la enfermedad COVID-19, los negociadores de Gran Bretaña y la UE han decidido de manera conjunta que no realizarán la ronda de negociaciones prevista para la próxima semana en Londres, anunciaron.

Si bien Gran Bretaña abandonó las instituciones políticas de la UE el 31 de enero, sigue siendo parte del bloque en el mercado único libre de aranceles y en su unión aduanera hasta el fin del año.

El primer ministro británico Boris Johnson ha dicho que quiere que se finalice un acuerdo comercial integral este año y que no buscará una prórroga al periodo actual de transición, insistiendo en que 11 meses son más que suficientes para obtener un acuerdo amplio con el bloque en torno a bienes y servicios. Bajo los términos de la salida de Gran Bretaña de la UE, el país puede solicitar una prórroga a la transición por hasta dos años.

Sin embargo, el brote de coronavirus ha planteado inquietudes sobre si se podrá concretar un acuerdo a tiempo, esto debido a las restricciones cada vez más onerosas por parte de varios frentes que están siendo implementadas como consecuencia de la propagación de la enfermedad COVID-19.

Los legisladores del Partido Laborista han dicho que Johnson debería pedir una prórroga debido a que el nuevo coronavirus ha reducido un calendario que ya era apretado.

Las negociaciones comenzaron hace unas semanas en Bruselas y se alternarán entre la sede de la UE y Londres.