Más países latinoamericanos imponen restricciones por virus

Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela se sumaron el jueves a otros países latinoamericanos que han impuesto restricciones a la llegada de viajeros, suspendido actividades y establecido cuarentenas ...

Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela se sumaron el jueves a otros países latinoamericanos que han impuesto restricciones a la llegada de viajeros, suspendido actividades y establecido cuarentenas en un intento por contener la propagación del nuevo coronavirus, mientras algunos más han decidido reforzar medidas existentes.

La excepción hasta ahora es México, donde las autoridades han dicho que por ahora no emprenderán acciones similares a otros países aunque sí pospusieron hasta septiembre una feria turística en el sureste del país que esperaba recibir este mes en la ciudad de Mérida a representantes de cientos de empresas extranjeras del sector.

En Ecuador, el gobierno decretó la suspensión de clases en todos los niveles educativos por tiempo indefinido y de cualquier acto público multitudinario, además de que los partidos de fútbol se realicen sin público. También declaró emergencia sanitaria, lo que implica el aislamiento domiciliario de los viajeros que provengan de países con mayor cantidad de casos del nuevo coronavirus y la restricción a la exportación de desinfectantes, mascarillas y jabones.

Asimismo, pidió a las iglesias realizar sus cultos por internet y restringió las concentraciones masivas. Ecuador tiene 17 casos confirmados.

La Organización Mundial de la Salud declaró esta semana que el COVID-19 ya es una pandemia.

En muchas personas el nuevo coronavirus sólo provoca síntomas moderados como fiebre y tos. En algunos, sobre todo en adultos mayores y personas con problemas de salud preexistentes, puede causar enfermedades más graves como la neumonía.

La gran mayoría de los pacientes se recupera del nuevo virus.

En América Latina hay registrados más de 160 casos en al menos 12 países y ha habido dos fallecimientos: uno en Argentina y otro en Panamá.

Este último registra 14 casos hasta el momento. En la cifra se incluye a un profesor que falleció el 8 de marzo, paradójicamente, un día antes de que las autoridades anunciaran el supuesto primer caso en el país, una panameña que llegó de Italia.

El jueves, la Conferencia Episcopal de Panamá anunció la suspensión de las misas sabatinas y dominicales, y limitó las celebraciones eucarísticas diarias a 50 fieles como máximo.

A las personas que llegan a Panamá provenientes de países con casos de coronavirus, se les toma la temperatura y reciben vigilancia epidemiológica en su residencia u hospedaje durante 14 días.

En el país centroamericano están suspendidas las actividades que impliquen aglomeraciones públicas como ferias, cabalgatas, conciertos y eventos deportivos. En los colegio públicos y privados en todo el país las clases están paralizadas.

El mismo día, desde Perú, el presidente Martin Vizcarra dijo sin dar detalles que en los próximos días se realizará una videoconferencia con los presidentes de la región para coordinar acciones hacer frente al COVID-19. También ordenó la suspensión de las labores de enseñanza en todo el territorio hasta el 30 de marzo, los espectáculos que congreguen a más de 300 personas por tiempo indefinido y postergó el pago de impuestos en los medianos y pequeños negocios del país. Según dijo, éstos se verán afectados en su economía por la pandemia.

Perú suma 22 contagiados y uno de ellos está grave: un sacerdote católico de 47 años de una parroquia del sureste de Lima que posiblemente se contagió durante su labor pastoral, de acuerdo a la iglesia católica.

En Venezuela, el presidente Nicolás Maduro prohibió las concentraciones públicas y los vuelos procedentes de Europa y Colombia. Las autoridades venezolanas no han reportado ningún caso, a pesar de que en todos los países vecinos ya han confirmado contagios.

En Argentina, donde han confirmado 21 casos, las autoridades anunciaron que todos los ciudadanos de Japón, Estados Unidos y Europa que lleguen al país deben aislarse por 14 días, además de que ordenaron la suspensión transitoria de los trámites de admisión como residente a los extranjeros.

En Buenos Aires, además, el gobierno local suspendió los recitales y eventos masivos y deportivos. También permanecerán cerrados los museos y espacios culturales y se restringirán las concentraciones de personas que no sean esenciales.

En Bolivia, donde hay tres casos confirmados, la presidenta interina Jeanine íñez ordenó la suspensión de labores escolares hasta fin de mes y de los vuelos desde y hacia Europa a partir del sábado. Los eventos masivos de más de 1.000 personas, dijo, no podrán realizarse.

Además, cinco de las ocho alianzas que competirán en las elecciones presidenciales del 3 de mayo anunciaron que suspenderán las concentraciones de militantes y los actos de campaña.

Colombia, que ya había anunciado que las personas procedentes de algunos países como China e Italia deberán cumplir cuarentena de 14 días, también declaró emergencia sanitaria hasta el 30 de mayo.

El presidente Iván Duque dijo que con esa declaratoria se suspende cualquier evento público que reúna a más de 500 personas. Agregó que se canceló el desembarco de cruceros, especialmente en Cartagena, hasta nueva orden.

En Chile, donde hay 33 casos, el gobierno pidió a las personas que lleguen procedentes de Italia y España estar 14 días en cuarentena en sus casas.

En Cuba, las autoridades informaron que aislaron a siete personas que se relacionaron con los tres turistas italianos que dieron positivo y que hasta ahora son los únicos casos confirmados en la isla.

Más tarde, se difundió que una conferencia de diálogo entre las autoridades cubanas y su emigración, que se realizaría del 8 al 10 de abril, fue pospuesta por el gobierno debido a la presencia de COVID-19 en por lo menos una treintena de países de los cuales los delegados provienen.