Alemania anuncia medidas contra partido ultraderechista

La agencia de inteligencia alemana informó el jueves que colocará bajo vigilancia a partes del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD por sus siglas en alemán) por considerarlas rad...

La agencia de inteligencia alemana informó el jueves que colocará bajo vigilancia a partes del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD por sus siglas en alemán) por considerarlas radicales.

Thomas Haldenwang, director de la agencia de inteligencia BfV, precisó que la facción más radicalizada de AfD conocida como "El Ala" es considerada un grupo extremista.

"Esta es una advertencia para todos los enemigos de la democracia", dijo Haldenwang. Añadió que el deber de su agencia era impedir que el extremismo de derecha derroque el orden democrático del país como hicieron los nazis en la década de 1930.

Alternativa para Alemania se apresuró a criticar la medida, que permite a las autoridades emplear métodos encubiertos para vigilar al Ala y sus aproximadamente 7.000 seguidores. Estos constituyen el 20% de la membresía total del partido, pero ejercen una influencia significativa en su conducción, de acuerdo con la exdirigente Frauke Petry.

El Ala es comandada por el director regional del partido en Turingia, Bjoern Hoecke y el director regional del estado de Brandemburgo, Andreas Kalbitz.

Hoecke es notorio por sus posturas ultraderechistas y una vez criticó al monumento en memoria a las víctimas de los nazis en Berlín "el monumento de la vergí¼enza".

Haldenwang calificó a Hoecke y a Kalbitz de "extremistas de ultraderecha" y señaló la retórica antiislámica y antiinmigrante de Hoecke y sus lazos estrechos con otros radicales.

Colocar a El Ala bajo vigilancia ejerce presión sobre el partido y podría dar impulso a los llamados para que sea proscrito. Los empleados públicos que sean miembros de esa agrupación podrían quedar bajo escrutinio o incluso ser sometidos a medidas disciplinarias.

"No basta con vigilar a los extremistas violentos, también hay que vigilar a los que emplean las palabras para provocar incendios", dijo Haldenwang. Añadió que la difisión del antisemitismo, el odio al islam y el racismo por internet o en la arena política es el "caldo de cultivo" de la violencia.

Kalbitz, el dirigente de AdF en Brandemburgo, dijo que la decisión de la agencia es "fácticamente infundada y políticamente motivada".