Martin Winterkorn
Martin Winterkorn, renunció este miércoles como director ejecutivo de Volkswagen AG. NOTIMEX

El director ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn, renunció el miércoles al cargo en medio de un escándalo donde la automotriz alemana admitió haber manipulado las emisiones de sus vehículos diésel para burlar pruebas en Estados Unidos.

Winterkorn dijo que asumía la responsabilidad por las irregularidades detectadas, pero que no estaba al tanto de ninguna falta cometidaEn una declaración, Winterkorn dijo que asumía la responsabilidad por las "irregularidades" detectadas en motores diésel, pero dijo que no estaba al tanto de "ninguna falta cometida por mi parte".

No se anunció de inmediato un remplazo para Winterkorn.

"Volkswagen necesita un comienzo fresco, también en términos de personal", dijo. "Con mi renuncia estoy despejando el camino para ese comienzo".

Winterkorn dijo que VW debe continuar el proceso de "clarificación y transparencia".

"Es la única forma de recuperar la confianza. Estoy convencido de que el Grupo Volkswagen y su equipo van a superar esta crisis", dijo.

Acciones de VW suben 8.7% a 121 euros tras el anuncio

Tras el anuncio, el precio de las acciones de VW subió 8.7% a 121 euros.

Pero tiene mucho terreno que recuperar, luego de que la empresa perdiera 25,000 millones de euros (28,000 millones de dólares) del valor de mercado de la compañía.

VW tiene aún mucho terreno que recuperar, luego de que perdiera 28,000 millones de dólares del valor de mercadoWinterkorn estaba bajo intensa presión desde el viernes, cuando la Agencia de Protección Ambiental (EPA) en Estados Unidos reveló que la compañía trató de burlar pruebas de emisiones en sus coches diésel.

La EPA ha dicho que Volkswagen AG podría encarar multas de hasta 18,000 millones de dólares. Otras naciones, como Corea del Sur, han ordenado investigar los niveles de emisiones de los automóviles de VW y algunos bufetes de abogados en América del Norte han interpuesto demandas colectivas.

El martes, Volkswagen dijo que 11 millones de sus vehículos en el mundo contienen un dispositivo que les permite burlar los exámenes de emisiones. Fue un aumento sorprendente con relación a los 482,000 que había identificado la EPA.

VW debe explicar quién instaló el programa en cuestión, bajo la dirección de quién, por qué y quién tenía conocimiento del hecho. Winterkorn dijo el martes que todavía no se tenían todas las respuestas pero que sería injusto dudar de toda la fuerza laboral "debido a los errores graves de unos pocos".

El subdirector del sindicato industrial alemán IG Metall, Joerg Hofmann, instó a que no se tomen decisiones apresuradas sobre el personal y dijo que "antes que todo deben conocerse los hechos". Manifestó confianza de que "la tecnología de diésel, en su conjunto, no sea perjudicada".

El martes, el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, anunció una investigación sobre los automóviles de VW y que colaborará con otros estados para hacer cumplir las protecciones para los consumidores y el ambiente.

VW apartó unos 6,500 millones de euros (7,300 millones de dólares) iniciales para cubrir los costos del caso y "recuperar la confianza" de los clientes.