Ecuador confía equilibrar sus finanzas con nuevo paquete

El gobierno de Ecuador confía en que un nuevo paquete económico, que incluye un recorte al gasto público y la eliminación de algunas áreas de gobierno, le permita compensar una caída en sus ingr...

El gobierno de Ecuador confía en que un nuevo paquete económico, que incluye un recorte al gasto público y la eliminación de algunas áreas de gobierno, le permita compensar una caída en sus ingresos derivada de la caída del precio del petróleo y los efectos del nuevo coronavirus.

El anuncio del paquete ocurre casi seis meses después de que otro plan provocara una serie de protestas sociales que forzaron a las autoridades a dar marcha atrás, aunque algunos analistas consideran que los riesgos de inconformidad social se reducen debido a que ahora no se afecta tanto a la gente de a pie.

El ministro de Economía, Richard Martínez, dijo a la red de televisión Ecuavisa que el gobierno espera recaudar unos 2.200 millones de dólares con las nuevas medidas. Dijo que la propagación del coronavirus COVID-19 ya había tenido un impacto en la economía, pero con la caída del precio del crudo, el resentimiento de la economía fue mayor.

La noche del martes, el presidente Lenín Moreno, anunció que el paquete incluida un recorte presupuestario de 1.400 millones de dólares, el refinanciamiento de la deuda externa, además de un incremento de 0,75% a las retenciones impositivas a grandes empresas y un único pago de 5% del valor de los automóviles con precios superiores a 20.000 dólares.

También dijo que los empleados públicos deberán aportar temporalmente un porcentaje de su salario al Estado, aunque no precisó el monto.

En octubre, el presidente Lenín Moreno eliminó el subsidio a los combustibles en un intento por compensar las cuentas fiscales, pero desencadenaron duras protestas sociales por 13 días seguidos y virtualmente paralizaron al país por el mismo tiempo. La medida se revirtió.

Fausto Ortiz, exministro de Economía y actual analista en temas financieros, dijo a The Associated Press, dijo que las medidas sólo enfrentan la coyuntura, aunque dijo que no anticipa movilizaciones sociales.

Se ha cuidado que las medidas no afecten a la parte social: hay impuestos a la banca, a empresas grandes, dijo. Van a molestar, pero no es algo que creo que motive la salida a las calles.

Para la elaboración del presupuesto de este año, el gobierno había estimado el precio del barril de crudo en 51,3 dólares. La fuerte caída de la víspera a 34,72 dólares implicará un duro impacto en los ingresos fiscales de Ecuador, que exporta alrededor de 332.000 barriles diarios por un aproximado de 8.800 millones de dólares al año.

Con los precios actuales del crudo, este país pierde ocho millones de dólares diarios.

Además, el resto de las exportaciones también fueron afectadas por retrasos y cancelaciones provocadas por el COVID-19 en China, uno de los principales mercados para los productos ecuatorianos.

La economía ecuatoriana se contrajo 0,1% en 2019 y para 2020 se estima que el crecimiento sea de 0,7%.