Madre demanda a hospital por análisis sin su consentimiento

Una madre demandó a un hospital de Pittsburgh que, según ella, le hizo un análisis de orina sin su consentimiento para determinar la presencia de drogas. El hospital denunció un falso positivo al ...

Una madre demandó a un hospital de Pittsburgh que, según ella, le hizo un análisis de orina sin su consentimiento para determinar la presencia de drogas. El hospital denunció un falso positivo al servicio de protección de menores, que la investigó por abuso de menores.

Es la segunda demanda similar al Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh (UPCM) desde 2014. En todo Estados Unidos se han entablado demandas o denuncias éticas por los falsos positivos de los análisis de orina de resultado inmediato y que han dado lugar a investigaciones de abusos y convertido la alegría de dar a luz en una pesadilla de luchas por la custodia.

Cherell Harrington, quien presentó la demanda del miércoles, dio a luz a su tercer bebé en el hospital Magee del UPCM en noviembre de 2017. Dice que el personal médico le tomó una muestra de orina sin su consentimiento y que la analizó en busca de drogas.

Un resultado no confirmado dio positivo para componentes de marihuana. A continuación, el personal analizó la orina del bebé, que dio negativo, pero envió los resultados no confirmados a la Oficina de Atención del Menor, la Juventud y la Familia del condado de Allegheny.

Una empleada de la oficina visitó el hogar de los Harrington, fotografió a los niños y preguntó a la hija de 11 años sobre el "consumo de sustancias adictivas" por parte de la madre. A pesar de una recomendación de no requerir tratamiento, la empleada obtuvo historias clínicas, llamó a su dentista, su pediatra y la escuela de la niña.

Harrington dijo que la amenazaron con hacerle más exámenes obligatorios a largo plazo si no se sometía al programa y los contactos. Dice en su demanda que el hospital y el municipio violaron sus derechos constitucionales y su derecho a la intimidad médica.

Se dejaron pedidos a UPMC y al condado de Allegheny, que es otro de los demandados, para conocer su postura, pero no respondieron por el momento.

Las leyes sobre análisis a madres primerizas y neonatos varían de un estado a otro: algunos penalizan los resultados positivos y otros los consideran una prueba de abusos contra menores.

Se han iniciado demandas o presentado quejas éticas en Nueva York, California, Alabama y Maryland, entre otros estados, de madres que dicen que dieron positivos falsos o no confirmados por comer panecillos con semillas de amapola, tomar Valium bajo receta médica o usar inhaladores para el asma.