Pobreza
Un indigente duerme en un banco en pleno centro financiero de Los Ángeles. AITANA VARGAS

El concilio de Los Ángeles declaró este martes emergencia local, lo que le permitirá canalizar nuevos recursos para asistir a miles de indigentes en esta ciudad.

Reforzar acciones de protección es un instinto humano básico En una resolución firmada en la sesión de este martes, lidereada por Herb Wesson, fue aprobado un incremento de más de 100 millones de dólares para servicios de "homeless" (indigentes).

Esos fondos serán usados en "prioridad permanente" para asistencia en búsqueda de vivienda y programas de albergues.

En un contrastante mosaico de la ciudad, por un lado se ubica el centro financiero con millones de movimientos económicos y a unas calles hay miles de indigentes durmiendo en aceras y sin comer.

"Reforzar acciones de protección es un instinto humano básico", expresó Wesson, tras abundar que "como una sociedad moral tenemos una obligación de proveer albergue para los que menos tienen".

El reporte bianual, difundido por la Autoridad de Servicios de Indigentes de Los Angeles (LAHSA), reveló que en enero pasado habían 44,359 indigentes en el condado.