Fallecido en Panamá por COVID-19; primeros casos en Bolivia

A pesar de que América Latina es una de las zonas menos afectadas por el COVID-19, los anuncios de nuevos casos confirmados y medidas restrictivas para evitar contagios mantenían a la región movili...

A pesar de que América Latina es una de las zonas menos afectadas por el COVID-19, los anuncios de nuevos casos confirmados y medidas restrictivas para evitar contagios mantenían a la región movilizada.

La ministra de Salud de Panamá, Rosario Turner, confirmó el martes por la tarde su primer fallecido por el nuevo coronavirus. Se trata de la primera muerte por esta causa en América Central y la segunda en Latinoamérica. La primera fue en Argentina.

Según Turner, el paciente de 64 años falleció el 8 de marzo, aunque apenas se informó, y era director de una escuela pública. El hombre padecía diabetes y sufrió una neumonía bacteriana asociada al COVID-19. Otro profesor de ese centro escolar dio positivo y está hospitalizado.

Las clases en ese centro escolar se suspendieron la víspera luego de la muerte del director y el reporte de otros educadores con problemas respiratorios.

En total hay nueve casos confirmados en Panamá, incluyendo el primero anunciado el lunes, una panameña que regresó el domingo vía aérea procedente de Madrid.

Turner detalló que no se tenía historial de viajes al extranjero por parte del fallecido, pero que cinco de los nuevos casos involucran a personas de entre 25 y 59 años que viajaron a Estados Unidos, España y Francia, países con la presencia del nuevo virus. Agregó que hay 66 personas en observación que habrían tenido algún contacto con las personas que dieron positivo al virus.

Aseguró que en la mayoría de los casos los infectados con el nuevo virus están sin dificultad respiratoria y son mantenidos en sus domicilios.

La ministra también anunció en rueda de prensa la suspensión de clases en las escuelas públicas y privadas en Panamá Norte, centro de la capital y el distrito populoso de San Miguelito hasta el 7 de abril. También se suspendieron actividades públicas y masivas como ferias, cabalgatas, conciertos y eventos deportivos hasta nueva fecha.

Lo más importante es salvaguardar la vida de los panameños y panameñas, destacó.

De momento, Panamá se ha convertido en el país centroamericano más afectado por el nuevo coronavirus.

Minutos antes, el ministro de Salud de Bolivia, Aníbal Cruz, confirmó los primeros casos de coronavirus en su país: dos mujeres -de 60 y 64 años, respectivamente- que estuvieron en Italia.

Ambas han sido aisladas y reciben tratamiento, dijo Cruz en rueda de prensa en presencia de la presidenta Jeanine Añez.

Una de las mujeres recibe atención médica en aislamiento en su domicilio de la ciudad andina de Oruro, a 170 kilómetros al sur de La Paz. La otra paciente vive en comunidad rural san Carlos de Ichilo cercana a la ciudad de Santa Cruz en el oriente y recibe atención médica en un hospital de su localidad, explicó Cruz.

Se trata de una amenaza potencialmente grave para la salud pública y estamos asumiendo su manejo, pero pedimos que la población se mantenga en calma y confíe en sus autoridades, dijo Cruz.

El país era uno de los pocos en el continente que no reportaba casos debido al menor flujo turístico que llega al país.

Una de las pacientes tuvo una fiesta de bienvenida con unos 20 familiares que ahora son motivo de estudio.

Por la mañana el presidente salvadoreño Nayib Bukele anunció en su cuenta de Twitter que guatemaltecos, hondureños y nicaragí¼enses sólo podrán entrar a su país si portan un pasaporte a pesar de un acuerdo conocido como CA-4 -firmado en 2006- permite a los centroamericanos cruzar entre las naciones sólo con una identificación. Sólo a los menores de edad se les exigía pasaporte para evitar el tráfico ilegal de niños.

El Salvador sostiene que así podrá verificar si los centroamericanos estuvieron en los últimos días en algún país con casos confirmados de COVID-19. La medida no aplica a los transportistas.

Hasta el momento ninguno de estos cuatro países de Centroamérica ha reportado casos de COVID-19.

Paraguay anunció una de las medidas más drásticas en la región al informar la suspensión de clases y de cualquier actividad recreativa, deportiva y religiosa multitudinaria por 15 días.

El ministro de Salud de ese país, Julio Mazzoleni, informó en Twitter el martes por la tarde que la cifra de casos confirmados subió a cinco.

En Argentina, que tiene 12 casos, el Ministerio de Salud recomendó que los mayores de 65 años permanezcan aislados por 14 días y la empresa estatal Aerolíneas Argentinas canceló vuelos previstos para Roma, Miami y Orlando.

En toda Latinoamérica hay más de 100 casos registrados en 12 países.

En muchas personas, el nuevo coronavirus sólo provoca síntomas moderados, como fiebre y tos. En algunos, en particular adultos mayores y personas con problemas de salud ya existentes, puede causar enfermedades más graves, como neumonía.

La gran mayoría de los pacientes se recuperan del nuevo virus. Según la Organización Mundial de la Salud, las personas con síntomas leves se recuperan en alrededor de dos semanas, mientras que quienes presentan un cuadro más grave podrían tardar de tres a seis.

___

Contribuyeron con este reporte los periodistas de The Associated Press Marcos Alemán, desde San Salvador, Débora Rey desde Buenos Aires, Sonia Pérez desde Ciudad de Guatemala y Carlos Valdez desde La Paz.