Policía bloquea marcha opositora en Caracas

Policías bloquearon el paso y lanzaron gases lacrimógenos a miles de opositores que el martes intentaron sin éxito llegar a la Asamblea Nacional de Venezuela.

Policías bloquearon el paso y lanzaron gases lacrimógenos a miles de opositores que el martes intentaron sin éxito llegar a la Asamblea Nacional de Venezuela.

El mismo día, la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU denunció temprano que continúan los ataques contra los adversarios del presidente Nicolás Maduro y por la tarde una diputada opositora informó que se detuvo a tres legisladores.

Varios cientos de agentes impidieron el avance de la marcha encabezada por el líder opositor Juan Guaidó, quien intentó negociar para que les permitieran el paso hacia el centro de la capital, pero los uniformados comenzaron a lanzar gases lacrimógenos para dispersar a un grupo de personas que les arrojaban objetos.

Guaidó es reconocido por casi 60 países como presidente interino del país.

Hoy este piquete (de policías) no representa a Venezuela. Hoy ustedes representan a la dictadura, dijo a los agentes a través de un megáfono. Aseguró que pese al bloqueo de la marcha nuestros objetivos a este momento han sido cumplidos. Hoy hemos unificado todas las luchas.

Para renovar la presión contra Maduro, la oposición llamó a una movilización que aspiraba llegar a la sede del legislativo, que desde inicios de año está tomada por las fuerzas de seguridad.

La oposición había abandonado desde hace varios meses las protestas ante el desánimo de la población.

Durante 2019, Guaidó encabezó movilizaciones y un fallido alzamiento militar contra Maduro, quien logró superar la crisis gracias, en parte, al respaldo militar y el apoyo de Rusia, China, Turquía y Cuba.

Luego de que se dispersara la protesta, un pequeño grupo de manifestantes se movilizó hacia la principal autopista de Caracas y cerró temporalmente un tramo. Otras pequeñas movilizaciones tuvieron lugar en varias ciudades.

Varios cientos de opositores emprendieron una marcha hacia una plaza en el este de la ciudad donde Guaidó y otros congresistas opositores realizaron una improvisada sesión de la Asamblea Nacional.

Hoy es el momento de reimpulso de una lucha, de una lucha que debe ser sostenida, dijo el jefe del Congreso al anunciar que el 12 de marzo se realizará una nueva protesta callejera.

A mediados de la tarde, miembros de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la policía nacional -un cuerpo que ha sido cuestionado por Bachelet debido a varias denuncias de supuestos asesinatos extrajudiciales- tomaron un hotel, en el este de la capital, donde estaban alojados varios diputados opositores, informó la oficina de prensa de la Asamblea Nacional.

Los uniformados, con los rostros cubiertos y portando armas largas, sometieron a unos cuarenta diputados opositores y los obligaron a ir hacia la parte de atrás del hotel. A otros les quitaron sus teléfonos móviles, relató a la AP la congresista María Beatriz Martínez, quien presenció los eventos.

Martínez indicó que dos miembros de su equipo estaban presentes cuando miembros del FAES se llevaron detenidos a los diputados Zandra Castillo, Renzo Prieto y íngel Torres.

En tanto, varios miles de empleados públicos, milicianos y seguidores del gobierno -muchos vestidos con las características camisetas rojas- marcharon al ritmo de canciones populares por una avenida del centro de Caracas hacia la sede del Congreso. Entre los manifestantes estaba Rubén Acosta, un obrero de 50 años que dijo que decidió salir a la calle a protestar contra las sanciones de Estados Unidos que están golpeando al pueblo.

La tensión política y los ataques contra opositores fueron mencionados el martes por la Alta Comisionada Michelle Bachelet en la actualización oral de su informe sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela.

Bachelet observó que continúan los actos de violencia de fuerzas de seguridad y simpatizantes del gobierno contra parlamentarios de la oposición y que las agresiones suelen estar acompañadas por una retórica que estigmatiza, expone y desacredita a las víctimas y justifica la violencia.

Además señaló que la cifra de venezolanos que emigran sigue aumentando. Según la Plataforma Regional de Naciones Unidas, 4,9 millones de personas han abandonado el país.

Al condenar el pronunciamiento de Bachelet, Diosdado Cabello, presidente de la oficialista de la Asamblea Nacional Constituyente, dijo durante una concentración que los asuntos internos de Venezuela los resuelven los venezolanos y las venezolanas. No los resuelve ningún organismo internacional.

Cabello criticó a Bachelet asegurando que no se preocupa de las protestas en Chile, la crisis política que ocurrió el año pasado en Bolivia ni el asesinato de líderes sociales en Colombia, pero está preocupada otra vez por Venezuela.

El dirigente, que es considerado el segundo hombre más fuerte del oficialismo después de Maduro, también criticó a Estados Unidos y la oposición, y advirtió que si llegara a dar una intervención militar extranjera en Venezuela todos aquellos que llamaron a invadir... deben ser tratados como enemigos de la patria.

-----

El periodista de AP en Caracas Jorge Rueda contribuyó en esta nota.

Fabiola Sánchez está en Twitter como: https://twitter.com/fisanchezn