Trump no viajará a Moscú para Desfile de la Victoria

El presidente estadounidense Donald Trump no viajará a Moscú para las celebraciones del Día de la Victoria el 9 de mayo, anunció el martes la Casa Blanca.

El presidente estadounidense Donald Trump no viajará a Moscú para las celebraciones del Día de la Victoria el 9 de mayo, anunció el martes la Casa Blanca.

La Casa Blanca confirmó que Trump declinó la invitación del Kremlin para asistir al desfile por el 75to aniversario de la victoria en la Segunda Guerra Mundial, el feriado más importante de Rusia.

El año pasado, Trump dijo que apreciaba la invitación, pero que no estaba seguro de que pudiera asistir porque la celebración está en medio de la temporada política.

Vía canales diplomáticos, hemos recibido la información de que el presidente (de Estados Unidos) no asistirá, dijo el portavoz del Kremlin Dimitri Peskov en declaraciones a reporteros el martes, y añadió que no estaba claro quién representará a Estados Unidos en la celebración.

En una entrevista con la agencia noticiosa estatal Tass, parte de la cual fue dada a conocer el martes, el presidente ruso Vladimir Putin dijo que sería un error para líderes mundiales no asistir a la ceremonia este año.

Pienso que, en relación con antiguos miembros de la alianza contra Hitler, lo apropiado sería asistir, como posición política y como posición moral, dijo Putin. Esperamos verlos y nos alegrará si vienen. Si no, es su decisión. Pero pienso que sería un error.

Desde la era soviética, el Día de la Victoria ha sido el feriado más reverenciado en Rusia. Las autoridades rusas han dicho que el total de muertes del país en la Segunda Guerra Mundial fue de 27 millones y algunos historiadores dicen que pudiera ser mayor.

El desfile en la Plaza Roja incluirá 14.000 soldados y 300 vehículos militares, en una muestra del poderío militar ruso.

Funcionarios de la Casa Blanca y aliados de Trump temían que un viaje a Moscú en un año electoral pudiera ser dañino políticamente, apoyando acusaciones demócratas de que el presidente no ha sido enérgico a la hora de condenar la interferencia rusa en las elecciones y la invasión a Ucrania.

___

Daria Litvinova en Moscú y Zeke Miller y Darlene Superville en Washington contribuyeron.