Ben Carson
El aspirante republicano a la presidencia, en un acto en Las Vegas. NOTIMEX

El precandidato presidencial republicano Ben Carson se rehúsa a recular de sus afirmaciones del fin de semana en el sentido de que los musulmanes no deben ser presidentes de Estados Unidos.

El neurocirujano retirado trata de sacar provecho al reciente impulso que obtuvo rumbo a las primarias republicanas, y sus palabras ponen de relieve un sentimiento común entre los votantes de ambos partidos que concuerdan con la oposición de Carson a que un musulmán gané la presidencia del país.

Carson dijo a la cadena NBC el domingo que "no abogaría por poner a un musulmán a dirigir esta nación".

Su campaña reportó un fuerte aumento en donaciones de campaña y más de 100,000 nuevos amigos en Facebook un día después.