El partido Republicano de California aprobó suavizar su postura sobre migración en el estado en un intento por la supervivencia luego de que su presencia se ha mermado con los años.

La postura es radicalmente opuesta a la que ha predominado entre los republicanos  En su convencional estatal anual que se llevó a cabo este fin de semana en la ciudad de Anaheim, los delegados suscribieron una plataforma que suaviza la postura del partido sobre este espinoso tema.

En esta se aprobó una recomendación que pide una mejor protección de la frontera, el establecimiento de un programa de trabajadores temporales y modernizar el sistema de inmigración legal del país.

Esa postura es radicalmente opuesta a la que ha predominado entre los aspirantes republicanos a obtener la nominación de su partido para las elecciones presidenciales del 2016.

Los latinos representan el 26 por ciento de los ciudadanos del estado con edad de votar. En 2012, el 71 por ciento de los votos latinos de California fueron emitidos para el presidente estadounidense Barack Obama.

En la última década en California el partido republicano paso a ser una minoría en la asamblea, en el senado además del gobierno estatal y luego del costo político por impulsar la proposición antiinmigrante 187 en los 90.

El partido Republicano representa el 20 por ciento de los votantes confiables del estado. Demócratas el 45 por ciento más del doble de la cuota del Partido Republicano. Los independientes constituyen el 35 por ciento restante.