Bolivia: cesan a ministro de Defensa como pedía la oposición

El gobierno interino de Bolivia decidió cesar al ministro de Defensa, como exigía la mayoría opositora en el Congreso por la negativa del funcionario de rendir cuentas sobre las acciones oficiales ...

El gobierno interino de Bolivia decidió cesar al ministro de Defensa, como exigía la mayoría opositora en el Congreso por la negativa del funcionario de rendir cuentas sobre las acciones oficiales en medio de violentas protestas que en los últimos meses dejaron al menos 35 muertos.

En medio de un choque político entre el gobierno y la mayoría opositora de la Asamblea Legislativa, la presidenta interina Jeanine íñez había rechazado remover del cargo a su ministro, aunque el lunes su oficial anunció inesperadamente el cambio de posición.

La presidenta Añez asume la determinación del Legislativo y deja sin efecto la designación del ministro de Defensa, Luis Fernando López, dijo el ministro de la Presidencia Yerko Núñez en conferencia de prensa.

Añez había acusado a los legisladores del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido del expresidente Evo Morales, de buscar debilitar a su gobierno. Intentan frenar mi gestión utilizando el parlamento, señaló el sábado en su cuenta de Twitter.

El ministro de la Presidencia no explicó el cambio de posición del gobierno.

López fue censurado debido a que no asistió al llamado de los legisladores para rendir cuentas por 18 manifestantes muertos, todos seguidores de Morales, durante las violentas protestas del año pasado que derivaron en la renuncia del expresidente, ahora asilado en Argentina.

Los legisladores del MAS controlan casi dos tercios de la Asamblea Legislativa, en su cerrada disputa con Añez desde la renuncia de Morales, amenazaron con iniciar un juicio a la mandataria sino no destituía al ministro censurado.

Morales renunció en noviembre cuando la policía y el ejército le retiraron apoyo después de varias semanas de protestas por acusaciones de fraude en las elecciones presidenciales del 20 de octubre en las que buscada un cuarto mandato. La convulsión cobró la vida de 35 personas entre opositores y seguidores del exmandatario quien estuvo casi 14 años en el poder.

íñez es una de las contendientes rumbo a las próximas elecciones presidenciales del 3 de mayo, para las cuales Morales quedó impedido de participar.

Al frente de la alianza derechista Juntos, Añez marcha en tercer lugar, muy cerca del segundo. Las encuestas proyectan que podría desplazar al expresidente Carlos Mesa del segundo lugar y rivalizar con el exministro Luis Arce, del MAS, que marcha primero en los sondeos.

La semana pasada, la mandataria pasó un mal momento cuando manifestantes, familiares de los fallecidos en las protestas reclamaron justicia, le arrojaron cáscaras y le rechiflaron en la vecina ciudad de El Alto, bastión de Morales.