Italia restringe todos los viajes nacionales por coronavirus

El primer ministro italiano Giuseppe Conte anunció que a partir del martes se impondrán restricciones a viajes y otras estrictas medidas de salud pública a nivel nacional para ayudar a contener la ...

El primer ministro italiano Giuseppe Conte anunció que a partir del martes se impondrán restricciones a viajes y otras estrictas medidas de salud pública a nivel nacional para ayudar a contener la propagación del coronavirus.

Conte dijo el lunes que un nuevo decreto del gobierno requerirá que todas las personas en Italia demuestren que necesitan ir a trabajar, o que padecen alguna afección, o alguna otra de una lista limitada de razones, para viajar fuera del área donde viven.

Las restricciones entrarán en vigor el martes, y al igual que las que habían sido impuestas en el norte del país, se extenderán hasta el 3 de abril, señaló.

No habrá una zona roja, dijo Conte a reporteros en referencia a la cuarentena ordenada para una vasta zona del norte de Italia que fue instituida el fin de semana y que afectaba a 16 millones de personas. Ahora cubre a los 60 millones de habitantes.

Toda Italia estará protegida, dijo.

El decreto nacional también extiende los cierres de las escuelas italianas hasta el 3 de abril. Las escuelas del centro y sur de Italia que fueron cerradas por el virus tenían programado originalmente reanudar operaciones el 16 de marzo.

Italia reportó 1.807 nuevos casos confirmados de COVID-19 el lunes por la noche, para un total nacional de 9.172. Con esas cifras, Italia superó a Corea del Sur como el país con más casos del coronavirus después de China. La cifra de decesos se incrementó a 463.

El primer ministro también llamó la atención a los jóvenes en gran parte de Italia que se han estado reuniendo de noche para beber y pasarla bien durante la emergencia de salud pública que comenzó el 21 de febrero.

Esa vida nocturna... Ya no podemos permitirla, dijo Conte.

De acuerdo con el decreto del fin de semana que era válido para las regiones del norte, los restaurantes, bares y cafés debían cerrar al anochecer. Ahora el decreto afectará a toda Italia.