Enrique y Meghan realizan su última labor real en GBretaña

un anhelo por los viejos buenos tiempos del Raj, dijo Murphy. La reina siempre ha acogido un Commonwealth en evolución y ha apoyado la idea de Gran Bretaña como un país multirracial porque es parte...

un anhelo por los viejos buenos tiempos del Raj, dijo Murphy. La reina siempre ha acogido un Commonwealth en evolución y ha apoyado la idea de Gran Bretaña como un país multirracial porque es parte de un Commonwealth multirracial.

El servicio se salió un poco del plan original.

Enrique y Meghan fueron escoltados a sus asientos antes de la llegada de la reina en lugar de esperarla y caminar con ella por la iglesia como lo hicieron el año pasado. En un cambio de orden, el príncipe Guillermo y su esposa Kate, duquesa de Cambridge, tampoco participaron en la tradicional procesión de la reina, haciendo menos llamativa la ausencia de los miembros salientes.

La reina les dio a Enrique y Meghan los títulos de duque y duquesa de Sussex el día de su boda. A partir de fines de marzo, los Sussex ya no usarán sus títulos reales mientras buscan su libertad financiera en Norteamérica.

Se espera que la pareja se mantenga al menos parcialmente dando charlas y conferencias, algo que puede rendirles hasta 400.000 dólares por evento a los oradores más buscados como el expresidente estadounidense Barack Obama. Ya dieron al menos una charla el mes pasado en Florida, en una conferencia de JPMorgan, pero no se sabe si les pagaron ni cuánto.

Entre otras cosas tendrán que pagar por su seguridad, pues el gobierno canadiense dijo que no cubrirá este gasto de la pareja una vez que se retire de sus deberes reales.