Enrique y Meghan realizan su última labor real en GBretaña

un anhelo por los viejos buenos tiempos del Raj, dijo Murphy. La reina siempre ha acogido un Commonwealth en evolución y ha apoyado la idea de Gran Bretaña como un país multirracial porque es parte...

un anhelo por los viejos buenos tiempos del Raj, dijo Murphy. La reina siempre ha acogido un Commonwealth en evolución y ha apoyado la idea de Gran Bretaña como un país multirracial porque es parte de un Commonwealth multirracial.

La decisión de dejar a la pareja fuera de la Procesión de la Reina en un momento tan importante para ésta sirve como un conmovedor recordatorio de la inminente separación. La procesión incluirá al príncipe Carlos y la duquesa de Cornwall, el príncipe Guillermo y la duquesa de Cambridge y el primer ministro Boris Johnson, entre otros.

El año pasado, Enrique y Meghan esperaron a que llegara la reina junto a Guillermo, Kate, Carlos y Camila antes de tomar asiento. Este año, llegarán después del conde y la condesa de Wessex.

Desde fines de este mes, los Sussex ya no usarán sus títulos reales y buscarán tener una nueva vida de libertad financiera en Norteamérica.

Se espera que la pareja se mantenga al menos parcialmente a través de charlas y conferencias, que pueden rendirles hasta 400.000 dólares por evento a los oradores más buscados como el expresidente estadounidense Barack Obama. La pareja ya tuvo al menos un compromiso en una conferencia de JPMorgan el mes pasado en Florida, pero no se sabe si les pagaron ni cuánto.

Entre otras cosas que tendrán que pagar está su seguridad, pues el gobierno canadiense dijo que no cubrirá este gasto de la pareja una vez que ésta se retire de sus deberes reales.