Contactos Ankara-Moscú sobre Siria no satisfacen a Turquía

Turquía y Rusia han acercado un poco sus posiciones en sus conversaciones de esta semana en Moscú sobre cómo devolver la calma al noroeste de Siria, indicó el jueves el ministro turco de Exteriore...

Turquía y Rusia han acercado un poco sus posiciones en sus conversaciones de esta semana en Moscú sobre cómo devolver la calma al noroeste de Siria, indicó el jueves el ministro turco de Exteriores, aunque las reuniones aún no han obtenido los resultados deseados por Ankara.

Las delegaciones de ambos países seguirán conversando sobre cómo reducir la tensión en la provincia siria de Idlib, señaló el diplomático, Mevlut Cavusoglu. Los mandatarios de Rusia y Turquía podrían reunirse si es necesario, añadió.

Es verdad que en el momento hay diferencias en las posiciones, dijo Cavusoglu a la televisora estatal TRT. Pese a los acercamientos, señaló, aún no están en el punto que queremos.

Cavusoglu hizo esas declaraciones al día siguiente de que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, advirtiera de una operación militar inminente para forzar una retirada de las fuerzas del gobierno sirio.

Podríamos irrumpir de pronto (en Idlib) cualquier noche, dijo el miércoles Erdogan a legisladores de su partido.

El gobierno sirio emprendió hace semanas una brutal campaña militar para retomar parte de los últimos bastiones rebeldes en la provincia de Idlib y áreas rurales en la vecina provincia de Alepo. La rápida ofensiva por varios frentes ha provocado la mayor oleada de desplazados en los nueve años de guerra civil, con casi un millón de personas que huyeron de sus casas hacia la frontera turca.

La operación militar ha afectado a la cooperación entre Moscú y Ankara, que colaboraban pese a respaldar a bandos opuestos en la guerra, y provocado choques directos entre tropas sirias y turcas.

Las autoridades rusas han responsabilizado a Turquía del colapso del cese el fuego acordado en Sochi, Rusia, afirmando que Ankara no cumplió su parte del acuerdo de controlar a los milicianos en Siria que siguen atacando objetivos sirios y rusos.