Detienen a activista ruso que se encadena a puerta de FSB

Un activista ruso fue detenido el lunes después de encadenarse a la puerta de entrada de la principal agencia de seguridad del país como protesta al manejo de un controversial caso delictivo.

Un activista ruso fue detenido el lunes después de encadenarse a la puerta de entrada de la principal agencia de seguridad del país como protesta al manejo de un controversial caso delictivo.

La semana pasada, un tribunal ruso imputó a siete miembros del grupo izquierdista Set (Red) por terrorismo y los sentenció a periodos de entre seis y 18 años de cárcel.

Defensores de derechos humanos y miembros de la oposición rusa acusaron al Servicio Federal de Seguridad (FSB), la principal agencia sucesora de la KGB, de fabricar el caso al torturar a los sospechosos para hacer confesiones que los autoincriminaran.

Algunos de los defensores en un principio se declararon culpables a algunos de los cargos, pero después dijeron que dieron confesiones falsas bajo tortura con choques eléctricos.

El lunes, el activista Konstantin Fokin se encadenó a la entrada de la sede de la FSB en Moscú para protestar contra el caso. En cuestión de minutos, la policía lo detuvo.

Fokin después publicó en Facebook que la policía lo acusó de montar una protesta para obstruir el paso. Le ordenaron permanecer bajo custodia hasta el martes, cuando comparezca ante un tribunal.

El mismo lunes, un grupo de artistas y curadores rusos publicaron una carta en la que acusan a la FSB de torturar a los sospechosos.