Regresarán 300 estadounidenses; estarán en cuarentena

Los estadounidenses Cheryl y Paul Molesky cambiarán una cuarentena de coronavirus por otra.

Los estadounidenses Cheryl y Paul Molesky cambiarán una cuarentena de coronavirus por otra.

La pareja de Syracuse, Nueva York, interrumpirá una cuarentena de 14 días en el crucero Diamond Princess que se encuentra en el puerto de Yokohama, cerca de Tokio, para regresar a Estados Unidos, donde tendrán que pasar otras dos semanas aislados dentro de una instalación militar para asegurarse de que no tienen el nuevo virus que se ha extendido por toda Asia.

Cerca de 380 estadounidenses están en el crucero. El Ministerio de Defensa de Japón dijo que unos 300 saldrían en autobuses rumbo al aeropuerto Haneda de Tokio. El Departamento de Estado ha organizado vuelos chárter para llevarlos regreso a Estados Unidos. Canadá, Hong Kong e Italia están planeando vuelos similares.

La embajada de Estados Unidos en Tokio dijo que están evacuando a los estadounidenses porque los pasajeros y los tripulantes a bordo del Diamond Princess tenían un alto riesgo de exposición al virus.

Los estadounidenses serán trasladados a la Base de la Fuerza Aérea de Travis en California, y algunos continuarán a la Base de la Fuerza Aérea Lackland en Texas. Al llegar, todos deberán pasar otros 14 días de cuarentena, lo que significa que habrán estado en aislados en total casi cuatro semanas.

"Nos alegra volver a casa", dijo Cheryl Molesky a NHK TV en Japón. "Es un poco decepcionante que tengamos que pasar por cuarentena nuevamente, y probablemente no estaremos tan cómodos como en el Diamond Princess.

"El mayor desafío ha sido la incertidumbre", agregó.

Molesky también dijo que estaba preocupada por el creciente número de pacientes en el barco.

Da un poco de miedo a la cantidad de personas que salen del barco por el virus, así que creo que es hora de irse, dijo.

Japón anunció el domingo otras 70 infecciones en el Diamond Princess, elevando el número total de casos en el barco a 355. En general, el país tiene 413 casos confirmados del virus, incluida una muerte.

Todos los estadounidenses serán revisados antes de poder abordar el vuelo fletado, y aquellos que muestren síntomas de enfermedad no podrán subir, informó la embajada estadounidense. Aquellos que ya hayan dado positivo por el virus no serán llevados a Estados Unidos.

___

La periodista de The Associated Press Emily Wang colaboró desde Tokio.