Cárcel
Imagen de una cárcel. JORGE PARÍS

Funcionarios de correccionales de California están entregando tapones de oídos a algunos de los reos más peligrosos y diciendo a los guardias que caminen suavemente después de que los presidiarios se quejaron por el ruido.

Los prisioneros señalaron que las nuevas revisiones les impiden dormir Los prisioneros señalaron que las nuevas revisiones sobre el bienestar de los reclusos en la unidad de seguridad de la Prisión Estatal Pelican Bay les impiden dormir debido a que el ruido ocasionado por los guardias los despierta cada media hora.

Se han presentado aproximadamente 70 quejas por ruido en Pelican Bay desde que comenzaron las revisiones el mes pasado.

Funcionarios dijeron el jueves que están capacitando a empleados de correccionales para que completen las revisiones tan calladamente como sea posible y que se les indicó que exploren la forma de cerrar puertas sin hacer demasiado ruido.

Las revisiones han sido utilizadas en otras prisiones durante casi una década y su objetivo es impedir suicidios.

La unidad alberga a líderes de pandillas y a quienes cometieron delitos graves estando encarcelados.