Trump ignora los pedidos de su secretario y vuelve a tuitear

El presidente Donald Trump pasó nuevamente por alto el viernes los pedidos de su secretario de Justicia de dejar de tuitear sobre el departamento, al afirmar que tiene derecho a pedirle que interveng...

El presidente Donald Trump pasó nuevamente por alto el viernes los pedidos de su secretario de Justicia de dejar de tuitear sobre el departamento, al afirmar que tiene derecho a pedirle que intervenga en un caso penal, pero que hasta el momento ha optado por no hacerlo.

El tuit presidencial apareció el viernes por la mañana, horas después que el secretario de Justicia, William Barr, dijo en una entrevista con ABC News que los tuits del mandatario le vuelven imposible realizar su tarea, sobre todo después del torpe manejo de las recomendaciones de sentencia para Roger Stone, aliado y amigo íntimo de Trump.

El tuit también deja abierta la posibilidad de que Trump le pida algo a Barr en el futuro sobre algún asunto penal.

Como presidente, Trump tiene derecho a dar órdenes al Departamento de Justicia, que es una dependencia del poder ejecutivo, pero históricamente el Departamento ha funcionado como agencia independiente y libre de las influencias políticas. Barr dejó bien en claro en la entrevista cuánto le importa esa reputación.

Me complace decir que, en realidad, el presidente nunca me ha pedido que haga nada en un caso penal, dijo Barr. Pero cuando se hace declaraciones y tuits públicos sobre el Departamento, sobre nuestra gente... sobre los casos pendientes y sobre los jueces ante los cuales tenemos casos, se vuelve imposible para mí realizar mi tarea y asegurar a las cortes y los fiscales del Departamento que realizamos nuestro trabajo con integridad.

En respuesta a la entrevista, la Casa Blanca dijo que Trump no se sintió en absoluto molesto por las declaraciones (...) Cualquier ciudadano estadounidense tiene derecho a presentar sus opiniones en público.

Sin embargo, el tuit presidencial del viernes cita una de las declaraciones de Barr, de que el presidente nunca me ha pedido que haga nada en un caso penal, y añade: Esto no significa que, como presidente, no tenga el derecho legal de hacerlo, lo tengo, pero hasta ahora he optado por no hacerlo.