Imagen interior de una prisión
Imagen interior de una prisión. ARCHIVO

La Corte de Apelaciones Criminales de Oklahoma ordenó este miércoles suspender por dos semanas la ejecución de Richard Glossip, un reo que muchos presumen inocente, apenas horas antes de que recibiera la pena de muerte en la Prisión Estatal en McAlester.

El abogado defensor de Glossip, presentó una apelación de emergencia, pidiendo a la corte suspender la ejecución sobre la base de nuevas pruebasGlossip, de 52 años de edad, estaba programado a recibir la inyección letal a las 15:00 horas de este miércoles, tras haber sido acusado de ordenar el homicidio de Barry Van Treese, propietario del Hotel Best Budget Inn en la ciudad de Oklahoma, el 7 de enero de 1997.

Glossip trabajaba como gerente del hotel y de acuerdo con las autoridades ordenó matar a Van Treese para encubrir el robo de dinero en el establecimiento.

Justin Sneed, quien admitió haber dado muerte a Van Tresse golpeándolo con un bate de beisbol fue sentenciado a cadena perpetua por el homicidio, luego de haber declarado a las autoridades que Glossip lo persuadió para que lo hiciera.

A cambio de su testimonio, las autoridades permitieron a Sneed, quien entonces tenía 19 años de edad, declararse culpable y evadir una sentencia de muerte.

Donald Knight, abogado defensor de Glossip, presentó una apelación de emergencia la tarde del martes, pidiendo a la corte suspender la ejecución sobre la base de nuevas pruebas. Horas antes, la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin, se negó a posponer la ejecución.

La Corte de Apelaciones Criminales de Oklahoma indicó en un fallo emitido a las 11:30 horas de este miércoles, unas tres y media horas antes de la planeada ejecución, que concedería una suspensión de dos semanas, para revisar los recursos presentados por los abogados del reo.

Abogado presenta evidencias de que el acusador de Glossip mintió

Las nuevas evidencias presentadas ante la Corte aportan testimonios de que Sneed mintió a las autoridades al implicar a Glossip en el homicidio, a fin de poder librar la pena de muerte.

Michael G. Scott dijo que compartió celda con Sneed y le oyó jactarse de haber maquinado implicar a GlossipEntre las pruebas aportadas por los abogados se incluye una declaración jurada de Michael G. Scott, un exreo que dijo que compartió celda con Sneed y le oyó jactarse de haber maquinado implicar a Glossip en el asesinato.

Otra evidencia es el testimonio de un segundo recluso, Richard Allan Barrett, de que Sneed era un ladrón y un adicto a la metanfetamina y que no había indicios de que hubiera recibido instrucciones u órdenes de Glossip.

Connie Johnson, presidenta de la Coalición para la Abolición de la Pena de Muerte en Oklahoma, dijo la víspera que el testimonio de Sneed es la única evidencia que conecta a Glossip con el homicidio de Van Tresse.

No existen, explicó, ninguna prueba de ADN, ni otra evidencia forense o física, ni tampoco hay otros testigos. Sólo la palabra de Sneed, cuyo testimonio no ha sido consistente durante su estancia en prisión.

La propia hija de Sneed dijo que cree que Glossip es inocente. En una carta a la Junta de Perdones y Libertades Condicionales de Oklahoma, O'Ryan Justine Sneed dijo que su padre habló con ella retractándose de su testimonio original.