En victoria para Amazon, juez frena contrato del Pentágono

Una corte federal ordenó la suspensión temporal del trabajo de Microsoft en un contrato militar de computación en la nube con valor de 10.000 millones de dólares que, en un principio, se creía qu...

Una corte federal ordenó la suspensión temporal del trabajo de Microsoft en un contrato militar de computación en la nube con valor de 10.000 millones de dólares que, en un principio, se creía que ganaría Amazon.

Amazon demandó en noviembre para que la decisión se revisara, con el argumento de que el prejuicio del presidente Donald Trump contra su compañía afectaba sus probabilidades de ganar el proyecto.

Amazon solicitó el mandato judicial el mes pasado. Tanto los documentos que solicitan la orden como la decisión del juez de emitir el interdicto temporal están bajo precinto.

Sin embargo, un aviso público de la corte confirmó el mandato judicial sobre el Pentágono y señaló que Amazon tendrá que crear un fondo de seguridad de 42 millones de dólares que será utilizado para pagar daños en caso de que el tribunal determine después que el mandato fue inapropiado. De momento no había más detalles sobre la decisión.

Microsoft dijo en un comunicado el jueves que estaba decepcionada por la demora, pero que cree que a fin de cuentas se le permitirá avanzar con el proyecto.

El Pentágono y Amazon no respondieron de momento las peticiones de comentario.

Charles Tiefer, un profesor de contratos gubernamentales en la Universidad de Baltimore, dijo que la orden para detener el trabajo en el proyecto era impactante, y agregó que los jueces suelen detener el trabajo en contratos cuando ven cierto merecimiento en el caso.

Desde el principio, Amazon fue considerado un favorito para el contrato, que funcionarios del Pentágono han dicho que es importante para impulsar la ventaja tecnológica del ejército de Estados Unidos sobre sus adversarios.

El proyecto, conocido como Empresa Conjunta de Infraestructura de Defensa (JEDI, por sus siglas en inglés), almacenará y procesará grandes cantidades de datos clasificados que permitirán al ejército de Estados Unidos mejorar la comunicación con soldados en el campo de batalla y utilizar inteligencia artificial para acelerar su planeación de guerra y capacidades de combate.

Hace unos días, Amazon pidió que el presidente Donald Trump fuera llamado a testificar por su caso. En julio, Trump declaró públicamente que otras compañías le dijeron que el contrato no era una oferta competitiva y dijo que el gobierno lo analizaría muy a fondo. Desde hace mucho tiempo, Trump ha expresado animosidad contra el periódico The Washington Post, propiedad del director general de Amazon, Jeff Bezos.

La compañía también quiere que se interrogue a funcionarios y exfuncionarios de defensa.

___

Lerman reportó desde San Francisco.