Detienen en España a exdirector de Pemex por corrupción

El exdirector de la empresa estatal petrolera de México fue detenido en España bajo cargos de haber recibido sobornos, incluido de la empresa brasileña Odebrecht, en una de las capturas de más alt...

El exdirector de la empresa estatal petrolera de México fue detenido en España bajo cargos de haber recibido sobornos, incluido de la empresa brasileña Odebrecht, en una de las capturas de más alto perfil desde que el nuevo gobierno asumió hace más de un año con la promesa de combatir la corrupción.

El fiscal general Alejandro Gertz Manero dijo el miércoles en Radio Fórmula que Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), fue arrestado en Málaga, al sur de España, y anunció que México va a iniciar las gestiones para extraditarlo.

Un juez de la Audiencia Nacional española tiene previsto tomar testimonio a Lozoya el jueves por la mañana en Madrid, el primer paso para iniciar un eventual proceso de extradición.

Lozoya fue director de Pemex de 2012 a 2016 durante la mayor parte de la administración de Enrique Peña Nieto (2012-2018) y en 2019 se emitieron varias órdenes de aprehensión en su contra que se tramitaron a través de Interpol, una de ellas por estar vinculado al caso Odebrecht, la red de sobornos con la que la constructora brasileña se garantizaba contratos en América Latina.

La Fiscalía mexicana se comprometió el año pasado a reactivar las investigaciones sobre Odebrecht que se habían quedado en un punto muerto durante la anterior administración, pero a Lozoya también se le relaciona con la venta en 2015 de una planta de fertilizantes a Pemex a un precio inflado.

Gertz Manero consideró que se trata de un caso icónico y que se logró la detención después de casi un año de investigación y de colaboración con autoridades de toda Europa.

El abogado de Lozoya, Javier Coello Trejo, se mostró sorprendido por la detención. Me cayó como balde de agua fría, afirmó en declaraciones a Radio Fórmula.

Agregó que su cliente está convencido de que no existen elementos en su contra en las carpetas de investigación y que aún no sabe si Lozoya va a aceptar o no la extradición.

A fines de 2016, Odebrecht llegó a un acuerdo con los funcionarios de justicia estadounidenses, brasileños y suizos para pagar millones de dólares en multas y como parte de ese pacto divulgó detalles sobre sobornos en varios países, entre ellos el pago de 10,5 millones de dólares a los funcionarios de Pemex entre 2010 y 2014.

El escándalo creció a finales de 2017 con la divulgación de una serie de videos de supuestos testimonios judiciales de exejecutivos de la constructora brasileña -como el exdirector en México, Luis de Meneses-, que involucraban directamente a Lozoya.

Lozoya, que en 2012 trabajaba en la campaña electoral de Enrique Peña Nieto y del Partido Revolucionario Institucional (PRI), negó siempre haber recibido sobornos, pero en las mencionadas grabaciones los ejecutivos de la empresa brasileña explicaban con detalle cómo el mexicano los ayudó a conseguir contratos y cómo le pagaron por sus gestiones.

La llamada investigación Lava Jato de las autoridades de Brasil sobre pagos ilícitos hechos por Odebrecht ha conducido a varios arrestos y procesos contra altos funcionarios en países latinoamericanos en los últimos cinco años, pero hasta ahora no había habido ninguno en México.

Santiago Nieto, que en 2017 fue despedido abruptamente de la Fiscalía federal cuando investigaba presuntas irregularidades de Lozoya y ahora es jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera, indicó que su oficina había presentado denuncias formales contra el exdirector de Pemex por el caso Odebrecht, por la venta de la planta de fertilizantes y por defraudación fiscal.

Agregó que, además, tiene abiertas investigaciones por otros dos casos y que indaga un tercero vinculado a un astillero de España.

El caso de la planta de fertilizantes fue una venta que la acerera Altos Hornos Mexicanos S.A. (AHMSA) hizo a Pemex en 2015. Los investigadores creen que Lozoya aparentemente recibió un pago importante por facilitar la compra a costa de los contribuyentes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador fue más contundente al considerar que se había pagado un precio excesivo por una planta que era basura.

Las autoridades congelaron las cuentas de Lozoya en 2019 y le inhabilitaron para cargos públicos.

Ese mismo año, en mayo, el entonces presidente de AHMSA, Alonso Ancira Elizondo, fue arrestado en España donde permanece detenido en espera de que culmine su proceso de extradición.

Al margen de la compraventa de la planta de fertilizantes, AHMSA ha reconocido haber hecho un pago de 3,7 millones de dólares a una compañía que ha sido identificada como una posible vía para que Odebrecht ocultara pagos ilícitos.

--

Contribuyó con esta historia el periodista de The Associated Press (AP) Aritz Parra, desde Madrid.