Industria vitivinícola francesa realiza gran feria en París

La fuerte industria vitivinícola francesa espera revitalizar el interés mundial en sus productos con una gran feria en París. El sector enfrenta grandes incertidumbres, desde el cambio climático h...

La fuerte industria vitivinícola francesa espera revitalizar el interés mundial en sus productos con una gran feria en París. El sector enfrenta grandes incertidumbres, desde el cambio climático hasta los aranceles estadounidenses impuestos el año pasado por el presidente Donald Trump.

La feria Vinexpo comenzó el lunes en París y se extenderá hasta el miércoles. Unos 2.000 enólogos exhibirán sus productos a unos 30.000 visitantes franceses e internacionales. Entre las curiosidades se encuentran innovaciones tecnológicas, como robots que pueden eliminar las malas hierbas y reducir la necesidad de herbicidas. También se exhiben tractores eléctricos que según sus fabricantes pueden ayudar a reducir las emisiones de carbono.

Esperan que, al mostrar varios avances en la industria, especialmente en las prácticas ambientales, atraerán a otros mercados al vino francés y compensarán la caída de las exportaciones a Estados Unidos, donde Trump impuso aranceles del 25% a una gama de productos europeos.

"Ante las dificultades que enfrentamos con los impuestos de Trump, el Brexit y la desaceleración en China, debemos encontrar nuevos mercados en otros países, centrándonos en la excelencia francesa", dijo el ministro de Agricultura, Didier Guillaume.

Francia es con Italia el mayor productor de vino del mundo y tiene una serie de marcas prestigiosas que han ayudado a definir la industria, desde los fabricantes de champaña hasta los productores de las regiones de Borgoña y Burdeos, pero enfrenta una serie de desafíos, desde aranceles hasta cambios en los hábitos de consumo y el calentamiento global. Las ventas francesas a Estados Unidos se redujeron a la mitad después de que los aranceles entraron en vigencia en octubre.

La feria de tres días es un espectáculo impresionante, con Moet-Hennessy invitando a sectores influyentes de la industria para que hablen sobre iniciativas ecológicas. También reveló nuevos detalles sobre los planes para crear un centro de investigación de sostenibilidad de 20 millones de euros en la ciudad de Champagne, y su compromiso de detener todas las formas de herbicidas para fines de este año.