Cientos de personas se apresuraron para escapar de un enorme incendio forestal en las colinas de la seca Sierra Nevada, y en el norte de California se declaró el sábado otro incendio de rápido movimiento que ocasionó quemaduras a cuatro bomberos.

El incendio forestal que combatían los bomberos creció hasta alcanzar 4,000 hectáreas en apenas unas horasLos bomberos, todos miembros de una cuadrilla de helicóptero, se quemaron cuando combatían un incendio en Lake County, aproximadamente 160 kilómetros (100 millas) al norte de San Francisco, que creció hasta alcanzar 4,000 hectáreas (10,000 acres) en apenas unas horas, indicó Daniel Berlant, vocero del Departamento de Bosques y Protección contra Incendios de California.

Los bomberos fueron trasladados rápidamente a la unidad de quemados de un hospital para ser tratados; no ha sido reportada su condición.

Al este, alrededor de 112 km (70 millas) al sureste de Sacramento, el Sol brillaba rojo a través del humo y la ceniza que cubrieron de un blanco espectral las colinas de la Sierra Nevada, normalmente llenas de hierba y salpicadas de árboles.

Lejos de los vehículos quemados y de los restos ardientes de casas, Annette Stout y otros residentes que huyeron de las llamas descansaban en centros para desalojados.

Stout recibió la orden de abandonar su casa la tarde del viernes, y por primera vez desde la muerte de su esposo en marzo, ella manejó su vehículo recreacional a un lugar seguro en Angels Camp, un poblado pintoresco que hizo famoso el escritor Mark Twain en su obra "The Celebrated Tale of the Jumping Frog of Calaveras County".

"Agarré a mis gatos, sus cajas de transporte, documentos importantes, el certificado de defunción de mi esposo y sus cenizas", dijo Stout, quien vive en la comunidad de Hathaway Pines.

El incendio que inició el miércoles se extendió a más de 260 kilómetros cuadrados (100 millas cuadradas) en dos días en medio de temperaturas sumamente altas y terrenos afectados por varios años de sequía.