Leopoldo López
El líder opositor se dirige a sus seguidores en una marcha, antes de ser encarcelado. NOTIMEX

Un tribunal capitalino declaró culpable al dirigente opositor venezolano Leopoldo López de cuatro delitos y lo condenó a 13 años y nueve meses de prisión, anunció el jueves el Tribunal Supremo de Justicia.

Estas esposas me las va a quitar el pueblo de VenezuelaLa sentencia le cerró las puertas a López, quien es unas de las figuras más prominentes de la oposición venezolana, para poder optar en algún momento a un cargo de elección popular. Las leyes venezolanas prohíben a los condenados participar como candidatos en contiendas electorales.

Tras más de nueve horas de audiencia, la jueza Susana Barreiros declaró a López culpable de los delitos de instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad pública, e incendio intencional, y lo sentenció a 13 años, nueve meses y una semana de cárcel, indicó el Tribunal Supremo en un comunicado.

López, de 44 años, deberá cumplir la condena en la cárcel militar de Ramo Verde, a las afueras de la capital, donde ha estado detenido durante casi 19 meses.

Protestas violentas

Por este caso también fueron condenados los jóvenes Christian Holdack, Ángel González y Damián Martín, que estaban siendo procesados junto con López por las violentas protestas registradas en la capital el 12 de febrero del 2014.

Mantengan la calma, la dignidad y no pierdan ni un minuto el ánimo, la fuerza, la feHoldack recibió una condena de 10 años y seis meses de prisión, mientras que González y Martín fueron sentenciados a cuatro años y seis meses de cárcel, pero cumplirán las penas con "medidas cautelares", dijo la Fiscalía General en un comunicado sin ofrecer más detalles. Los tres jóvenes recibieron hace varios meses medidas de libertad condicional.

Entre los procesados por este caso también estaba Marco Coello, de 19 años, quien huyó la semana pasada del país hacia Estados Unidos y está reclamado por las autoridades locales.

"Mantengan la calma, (la) dignidad, y no pierdan ni un minuto el ánimo, la fuerza, la fe", fue el mensaje que López envió a sus seguidores a través de su esposa, Lilian Tintori.

Tintori relató a la prensa que en el momento que López era esposado por los militares al salir del tribunal, el dirigente estiró sus brazos y dijo que "estas esposas me las va a quitar el pueblo de Venezuela".

La activista dijo no sentirse amilanada por la sentencia, y afirmó que "hoy queda ratificado una vez más que vivimos bajo un régimen represor, antidemocrático, corrupto, ineficiente, y que hoy seguiremos luchando con más fuerza contra esta dictadura".

Tintori fue aplaudida por varios centenares de manifestantes opositores que se concentraron en una plaza del municipio capitalino de Chacao para expresar su respaldo a López. La multitud recibió el anuncio de la condena del dirigente al grito de "fuerza y fe", entre llantos de algunos opositores.

Decisión "injusta"

El secretario ejecutivo de la coalición opositora, Jesús Torrealba, consideró como "injusta" la decisión de la juez, y sostuvo que con esa sentencia se estaría buscando generar "miedo" y "desmovilización" entre las filas opositoras.

López lleva casi 19 meses en la cárcel"La respuesta que estamos dando es una respuesta de compromiso, es una respuesta de coraje, es una respuesta de paz", indicó Torrealba a la prensa.

El abogado defensor de López, Juan Carlos Gutiérrez, anunció a la prensa que acudirá próximamente a la Corte de Apelaciones de Caracas para apelar una sentencia que, aseguró, se dio de "espaldas de la legalidad" y no cuenta con argumentación "probatoria y jurídica".

La presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, la magistrada Gladys Gutiérrez, rechazó el jueves los cuestionamientos contra el sistema judicial venezolano y dijo en un comunicado que "a todo ciudadano o ciudadana a quien se le siga un proceso judicial en el territorio nacional, se les respetan sus garantías y derechos humanos".

Un muerto en protestas

Horas antes de comenzar la audiencia final del juicio de López se registraron en los alrededores de los tribunales, en el centro de la capital, algunos enfrentamientos entre simpatizantes del gobierno y manifestantes opositores que dejaron algunos heridos. En medio de las riñas murió Horacio Blanco, un militante del partido de López, por causas que aún no habían sido determinadas.

Blanco, de 66 años, ingresó sin signos vitales al hospital José María Vargas, del norte de la capital, confirmó a The Associated Press una galena del centro de salud que pidió no ser identificada por razones de seguridad.