Nicolás Maduro
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, participa en un consejo de ministros de su gabinete en Caracas (Venezuela). MIRAFLORES

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este martes que ordenó el cierre de parte de la frontera con Colombia en el estado venezolano de Zulia para "seguir avanzando" en la lucha contra el contrabando y la violencia y añadió que en la zona se decretará también un estado de excepción.

"He decidido, luego de un diagnóstico exacto para construir la nueva frontera, proceder al cierre del paso fronterizo de Paraguachón, en el estado Zulia, para seguir avanzando con la liberación de delitos criminales para militares contrabandistas", dijo Maduro.

El presidente dio la información durante un Consejo de Ministros en el palacio presidencial de Miraflores en el que señaló que ordenó que se movilicen 3.000 soldados a la zona "para defender el pueblo de Zulia".

Se le acabó el pan de piquito a los contrabandistas  La medida es anunciada veinte días después del cierre con la zona limítrofe de Táchira, donde opera un estado de excepción desde el 21 de agosto bajo los mismos argumentos de batallar contra el contrabando y la violencia generada por el paramilitarismo.

Maduro informó que los municipios que estarán sometidos a estado de excepción, que regirá a partir de este miércoles, son Guajira, Mara y Almirante Padilla y medidas especiales de restricción de tránsito sobre el río Limón.

Indicó que se acordó respetar la "libertad de paso" del pueblo indígena Wayúu que habita en la zona de la Guajira sin discriminar pasos fronterizos.

"Se le acabó el pan de piquito a los contrabandistas que se llevaban la comida del pueblo de Zulia, el combustible, que atacan a la moneda en Maicao (pueblo fronterizo de Colombia)", señaló al tiempo que aseguró que la situación de la frontera zuliana es "más grave" que la del Táchira.

Maduro ordenó el pasado 19 de agosto el cierre fronterizo en seis municipios del estado Táchira y decretó el estado de excepción en los mismos dos días después, tras el ataque contra una patrulla venezolana de la zona que atribuyó a contrabandistas y paramilitares colombianos.

Según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), al menos 1.355 colombianos han sido repatriados y cerca de 15.000 han decidido regresar a su país tras la orden de Maduro.

Acepta mediación "pero sin condiciones"

El jefe de Estado de Venezuela propuso además a su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, reunirse "mañana mismo" y donde quiera, y anunció que acepta la mediación de Brasil y Argentina en el conflicto fronterizo.

"Acepte mi buena voluntad de hablar con usted, si quiere mañana mismo. Si usted me llama ahora al terminar este programa, nos vemos mañana a la hora que usted diga donde usted diga", dijo Maduro en un Consejo de Ministros en el palacio presidencial de Miraflores.

Si usted me llama ahora al terminar este programa, nos vemos mañana Maduro hizo el anuncio la misma jornada en la que el presidente de Colombia dijo que aceptó un ofrecimiento de Uruguay para mediar en la crisis fronteriza con Venezuela y facilitar un diálogo. "Yo estoy listo el día la hora y donde usted diga, estoy listo para dialogar para resolver estos problemas, son problemas graves", afirmó Maduro.

Anunció que acepta la mediación de los gobiernos de Brasil y de Argentina en el conflicto fronterizo con Colombia que comenzó el pasado 19 de agosto. "He aceptado la mediación del gobierno de Brasil y de Argentina que viajaron hasta Jamaica y me propusieron (...) una reunión o en Manaos o Buenos Aires entre usted y yo lo he aceptado", señaló.

"Múltiples hermanos como el hermano presidente Rafael Correa (de Ecuador), el hermano presidente de Panamá (Juan Carlos Varela) y el presidente Tabaré (Vázquez, Uruguay) han estado llamando para ayudar al diálogo, acepto toda la ayuda que haga falta", señaló.

Reiteró que tiende la mano a Santos para restituir un diálogo "respetuoso, de altura entre dos jefes de Estado" pero "sin condiciones" por parte de Colombia.

"Aquí el único que puede poner condiciones soy yo, que ustedes son los agresores", dijo Maduro, y repitió que al Gobierno colombiano le ha pedido que elimine el ataque a la moneda, que combata el paramilitarismo en la frontera, que acabe con el contrabando de extracción "y múltiples cosas más, pero eso lo hablamos personalmente". "No me rehuya más, vamos a vernos. Restituyamos las relaciones de diálogo de respeto", dijo.