Alemania y Austria desacuerdan sobre impuesto financiero

Alemania y Austria están en desacuerdo sobre los planes de un nuevo impuesto para transacciones financieras, lo que aumenta la incertidumbre de que el gravamen se convierta en una realidad tras años...

Alemania y Austria están en desacuerdo sobre los planes de un nuevo impuesto para transacciones financieras, lo que aumenta la incertidumbre de que el gravamen se convierta en una realidad tras años de conversaciones.

Diez países de la Unión Europea, incluidos estos dos, están trabajando en el tema. El ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, propuso una tasa de 0,2% a la compra de acciones y quiere destinar las ganancias en su país a las pensiones de personas con bajos sueldos.

Sin embargo, el canciller austriaco Sebastian Kurz alega que el plan evitaría instrumentos financieros y derivados altamente especulativos y, en su lugar, afectaría a los pequeños inversores, quienes ahora están comprando acciones porque los intereses bancarios están muy bajas.

Estamos a favor de las tasas para las transacciones financieras como un impuesto a los especuladores, como se había previsto originalmente, dijo Kurz tras reunirse el lunes en Berlín con la canciller alemana Angela Merkel. Pero rechazamos la propuesta actual del ministro Scholz.

Merkel dijo que Alemania lamenta la oposición austriaca y señala que, aunque muchos están a favor de la tasa de transacción financiera, definir los detalles ha resultado complicado.

Claro que podemos seguir conversando, simplemente no puede ser el caso de que, con un cambio, otros cinco países se retracten, dijo Merkel en conferencia de prensa conjunta. Así que es un tema muy difícil.