El papa y Fernández hablan de crisis argentina en Vaticano

El papa Francisco y el presidente argentino Alberto Fernández mantuvieron el viernes una audiencia privada en el Vaticano durante la cual conversaron sobre la pobreza y el endeudamiento que sufre su ...

El papa Francisco y el presidente argentino Alberto Fernández mantuvieron el viernes una audiencia privada en el Vaticano durante la cual conversaron sobre la pobreza y el endeudamiento que sufre su país sudamericano.

Esta es la primera reunión del dirigente peronista con el papa de origen argentino desde que asumió Fernández la presidencia en diciembre y transcurrió en la Biblioteca Privada del Palacio Apostólico.

Los dos se habían reunido informalmente en agosto en el hotel donde reside Jorge Bergoglio, el primer papa latinoamericano, en el Vaticano.

Fernández dijo a periodistas después de la audiencia -que calificó de muy grata- que había conversado con el pontífice sobre la crisis económica y la deuda pública externa que tiene que afrontar el país sudamericano y que el gobierno intenta renegociar con sus acreedores.

Sé que cuento con él. Le pedí que todo lo que pueda hacer para ayudarnos lo haga y sé que lo va a hacer porque quiere mucho a su país y a los argentinos", afirmó el mandatario.

También rescató la disposición de Bergoglio para cooperar para mejorar el país porque "es un argentino preocupado por su patria, por su gente, porque toda la deuda trajo pobreza y postergación a muchos sectores.

Le agradecí mucho lo que ayudaba la iglesia para combatir la pobreza... La sociedad argentina no tiene muy en claro lo que los curas hacen con los pobres, es un trabajo inmenso, acotó.

Asimismo, indicó que con el papa comparte la visión de que en el país sudamericano debe de terminar el tiempo de disputas políticas.

Sobre una eventual visita a Argentina de Bergoglio, que no regresó a su país desde que fue designado jefe de la Iglesia católica en marzo de 2013, Fernández señaló que la desea, pero no quiere que el papa se sienta presionado ni sienta ninguna imposición de mi parte.

En cambio, Bergoglio sí ha visitado como papa otros países sudamericanos.

Un comunicado de la presidencia argentina indicó en tanto que los temas sobre los que ambos dialogaron giraron en torno al presente y el futuro de su país y se centraron especialmente en la pobreza y en cómo superar la crisis social.

La pobreza alcanza al 35,4% de la población, según los últimos datos oficiales de septiembre. Pero expertos señalan que afectaría en la actualidad al 40% en un contexto de recesión económica y alta inflación. En 2019 el costo de vida fue de 53,8%.

En imágenes difundidas por medios de prensa se puede ver a la primera dama argentina Fabiola Yáñez y al mandatario saludando afectuosamente al papa.

Yáñez y Francisco conversaron durante un par de minutos en presencia del Fernández. Se habían visto en diciembre en la inauguración de una fundación educativa en el Vaticano promovida por el papa.

Los jefes de Estado se sentaron a ambos lados en un escritorio donde conversaron en buena sintonía y luego se intercambiaron regalos. Entre los que Fernández le entregó a Bergoglio hay una figura de Dios Manuel Costa de los Ríos -conocido como Negro Manuel- un esclavo negro del siglo XVII devoto de la Virgen de Luján -patrona de Argentina- que la Iglesia argentina busca beatificar, y un telar confeccionado por chicos con discapacidades.

Fernández entregó a Francisco una lapicera para que firmara una edición de escritos regalados por el pontífice y encuadernados en cuero rojo. Francisco escribió unas palabras en el tomo antes de devolverlo.

La reunión forma parte de una gira de Fernández que incluye encuentros con las autoridades de Italia, España, Francia y Alemania.

En las próximas horas el presidente argentino se reunirá en Roma con el premier italiano Giuseppe Conte y el presidente Sergio Mattarella.

-----

La periodista de AP Almudena Calatrava colaboró en esta nota desde Buenos Aires.