México: Escapan 3 presos que iban a ser extraditados a EEUU

las fugas de prisión y las riñas en penales que se han cobrado numerosos muertos. Peligrosos jefes de grupos delictivos han conseguido con amparos que los regresen a penales de seguridad media que n...

las fugas de prisión y las riñas en penales que se han cobrado numerosos muertos. Peligrosos jefes de grupos delictivos han conseguido con amparos que los regresen a penales de seguridad media que no tienen un estricto control sobre ellos.

Este fue el caso de unos desórdenes en 2016 en los que 49 reclusos murieron en un penal en el estado de Nuevo León, en el norte del país.

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, dijo que las reformas judiciales han aumentado la capacidad de los presos para ampararse contra órdenes de traslado a penales más distantes de sus localidades. Los desórdenes de 2016 supuestamente fueron provocados por Juan Pedro Zaldívar Farías, miembro del tristemente famoso cártel narcotraficante de Los Zetas, que logró impedir con un amparo su traslado al penal de Topo Chico, y de igual forma el jefe de un grupo delictivo rival en la misma prisión también se opuso a su envío a otra cárcel.

Básicamente los conflictos en los penales obedecen a esta situación, declaró Rodríguez.

López Obrador y otros funcionarios también han censurado la corrupción en el poder judicial que, junto a leyes indulgentes y fiscales mal preparados, han contribuido a la liberación de detenidos o les han permitido el traslado a prisiones de menos seguridad.

El miércoles, el Consejo de la Judicatura Federal, que vigila al poder judicial, anunció que un juez fue suspendido seis meses mientras se investigan las denuncias en su contra por conducta indebida.

El consejo dijo que el juez está acusado de emplear a miembros de su familia en su juzgado, acosar sexualmente a empleadas, amenazar de muerte a una persona que se negó a renunciar, y utilizar a empleados para lavar dinero y para que le efectúen labores personales de cocina, limpieza y manejo.