La aspirante demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, expresó este viernes que la candidatura de su rival republicano, Donald Trump, es un "desarrollo desafortunado en la política estadounidense".

Es muy bueno para las insinuaciones y para las teorías de la conspiración, y en realidad para difamar a las personas En una entrevista transmitida este viernes por el canal NBC, Clinton criticó que la campaña de Trump se basa esencialmente en ataques a los grupos o personas con quienes él está en contra, "ya sean inmigrantes, mujeres periodistas de televisión o asesores de otros candidatos".

Indicó que resulta "lamentable" que Trump haya criticado a tantas personas, "a muchas de ellas por nombre, desde grandes jugadores de basquetbol hasta personas que expresan opiniones diferentes a las suyas".

Las declaraciones de Clinton, quien hasta ahora encabeza las encuestas de opinión rumbo a las elecciones de Estados Unidos, son hasta ahora las más severas que haya expresado sobre Trump, el puntero en el campo republicano, con 30 por ciento de preferencia entre los votantes de ese partido.

Las referencias de Clinton parecían apuntar a críticas recientes realizadas por Trump contra la exestrella del basquetbol, y ahora comentarista político, Karim Abdul-Jabar; contra la periodista del canal de televisión Fox, Megyn Kellyn; y contra su propia asesora, Huma Abedin.

Asimismo, Trump ha expresado que los inmigrantes mexicanos son violadores, y que traen drogas, crimen y enfermedades contagiosas a Estados Unidos.

Trump "es muy bueno para las insinuaciones y para las teorías de la conspiración, y en realidad para difamar a las personas", asentó la exsecretaria de Estado.

Lamenta confusión por los correos

Respecto al uso de un servidor privado para alojar su cuenta de correo electrónico mientras era la jefa de la diplomacia estadounidense, y que ha sido la controversia que con mayor vigor ha afectado su campaña, Clinton lamentó que el tema "haya estado confundiendo" a las personas.

Respondió que estaba dispuesta a despejar todas las interrogantes sobre el uso de un servidor privado, y reiteró que su decisión "no fue la mejor" pero que estuvo dentro de la ley.

"Era permitido, y estaba completamente por encima de los requerimientos, aunque hubiera sido mejor usar dos cuentas separadas de correo para empezar", sostuvo la exfuncionaria.