Partido de las FARC denuncia asesinatos de excombatientes

El partido político creado por excombatientes de las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) denunció el miércoles el asesinato de sus integrantes a más de tres años de h...

El partido político creado por excombatientes de las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) denunció el miércoles el asesinato de sus integrantes a más de tres años de haber firmado un acuerdo de paz con el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos.

La agrupación de quienes eligieron acogerse al acuerdo y reintegrarse a la vida civil se denomina Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, y lleva las mismas siglas de la guerrilla.

El ahora senador y exguerrillero Carlos Antonio Lozada dijo a The Associated Press que hay mucha preocupación porque de 2016 -cuando se firmó el acuerdo- a la fecha, han sido asesinados más de 170 excombatientes en diferentes partes del país.

Le estamos pidiendo al gobierno del presidente Iván Duque que se apersone de esta situación y cumpla con los acuerdos pactados, dijo el legislador. El último ocurrió anoche en la zona del departamento de Antioquia.

Pastor Alape, otro miembro del partido, señaló por su parte que lo que se requieren son medidas efectivas porque cotidianamente están atentado contra excombatientes en proceso de reincorporación.

A través de un comunicado de prensa, el partido de las FARC señaló previamente que uno de sus miembros había sido asesinado el martes en la población de Ituango por impactos de bala. Según el documento, César Herrera Gómez sería el excombatiente número 178 en haber muerto.

El grupo no señala ningún posible responsable de la muerte de Herrera ni de otros excombatientes.

Emilio Archila, consejero presidencial para la estabilización con las FARC, respondió en Twitter y aseguró que la Fiscalía General asumió la indagatoria de la muerte de Herrera, que falleció mientras era trasladado al hospital. La víctima fue atacada con arma de fuego. A la espera de la investigación para determinar los responsables, decía el mensaje.

Por su parte, un vocero de la Fiscalía General dijo a la AP que hasta el 31 de diciembre de 2019, el organismo había investigado el homicidio de 169 excombatientes de las FARC. De éstos, se habían esclarecido 78 y quedaban 91 casos por resolver.

Entre los posibles autores los asesinatos, las autoridades señalan a disidentes de las FARC, a miembros del Clan del Golfo -red principal del narcotráfico colombiano- o integrantes de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El conflicto armado de Colombia (1964-2016) entre los rebeldes de las FARC, los paramilitares y el Estado dejó al menos 262,000 muertos, 60,000 desaparecidos y millones de desplazados.

Entre otras cosas, el acuerdo de paz de 2016 estableció que los rebeldes debían entregar sus armas y reincorporarse a la sociedad, el reconocimiento a las víctimas, la creación de una comisión de verdad y un apartado sobre mecanismos de refrendación del proceso.

Asimismo, dispuso la participación política de los antiguos rebeldes, que permitió legalizar un partido político y les otorgó diez bancas en el Congreso. Sin embargo, muchos manifestaron su temor de ser perseguidos y asesinados al entregar las armas.