Acusadoras: Weinstein decía que actos sexuales eran norma

Una mujer testificó que Harvey Weinstein la llevó a la cama de un hotel de Nueva York, le levantó la falda y le acarició los genitales durante una junta de 2004 sobre su incipiente carrera como ac...

Una mujer testificó que Harvey Weinstein la llevó a la cama de un hotel de Nueva York, le levantó la falda y le acarició los genitales durante una junta de 2004 sobre su incipiente carrera como actriz.

Otra mujer, Tarale Wulff, testificó que Weinstein la tomó del brazo mientras ella servía cocteles en un bar de Manhattan en 2005, la arrastró hacia una terraza oscura y comenzó a masturbarse. Wulff alega que Weinstein la violó después.

Wulff y la mujer en el supuesto incidente en el hotel, Dawn Dunning, subieron al estrado el miércoles en el juicio por violación contra Weinstein, y describieron al otrora poderoso productor de Hollywood que según ellas se aprovechó de su vulnerabilidad mientras insinuaba que el sexo les podría dar papeles en el cine.

Los supuestos incidentes no forman parte de los cargos penales por los que se acusa a Weinstein, pues los delitos habrían prescrito y por otros motivos legales, pero podrían ser un gran factor para decidir si Weinstein va a prisión tras este juicio bandera de la era del #MeToo.

Me paré. Estaba en shock, dijo Dunning tratando de contener las lágrimas mientras recordaba el encuentro en la habitación de hotel que según ella ocurrió cuando tenía 24 años. "Él empezó a hablar muy rápido. Dijo, ˜No hagas gran cosa de esto. No volverá a ocurrir™.

Cuando la fiscal Meghan Hast le preguntó si ganaba algo rindiendo declaración en el juicio, Dunning respondió: No, en todo caso estoy perdiendo. Esto es lo peor y lo más difícil que haya hecho.

Weinstein, de 67 años, está acusado de practicarle sexo oral por la fuerza a Mimi Haleyi, quien era asistente de producción de "Project Runway en 2006 y de violar a otra aspirante a actriz en 2013. Esa mujer podría testificar más adelante en la semana.

Weinstein ha insistido que todas sus relaciones fueron consensuales.

Los fiscales de Manhattan han pedido a Dunning, Wulff y a una tercera mujer testificar bajo una ley estatal que permite el testimonio de los llamados actos negativos previos, que les permiten explorar las motivaciones, oportunidades, intenciones y una táctica común o plan.

El jurado ya escuchó el testimonio de la actriz Annabella Sciorra, quien dijo que Weinstein la sometió y la violó tras entrar por la fuerza a su apartamento a mediados de la década de 1990.

Entre lágrimas Haleyi declaró cómo trató de librarse de Weinstein antes de que éste abusara de ella. El martes, la ex compañera de apartamento de Haleyi, Elizabeth Entin, subió al estrado para corroborar su historia.

The Associated Press no suele identificar a personas que dicen que han sido víctimas de abuso sexual a menos que éstas lo autoricen, como es el caso de Haleyi y Sciorra.

Dunning dijo que conoció a Weinstein cuando era mesera en un club nocturno de Manhattan frecuentado por ricos y famosos.

Inmediatamente Weinstein parecía interesado en su incipiente carrera como actriz y la invitó a un almuerzo donde dijo que él pasó mucho tiempo en el teléfono gritándole a gente, algo que concuerda con su famoso carácter rudo.

Hubo varias reuniones más, declaró Dunning, incluyendo una en un pequeño hotel en el vecindario de SoHo donde Weinstein estaba usando una suite como oficina temporal. En un momento, declaró, Weinstein la llevó a una habitación y se sentaron en la cama.

Yo llevaba puesta una falda ese día y él metió su mano bajo mi falda, dijo. No hubo señales ni alertas que me hayan hecho anticiparlo.

Dunning dijo que ella le dio el beneficio de la duda" cuando Weinstein dijo que no volvería a ocurrir. Declaró que no gritó ni le contó a nadie lo sucedido porque estaba avergonzada y no quería ser una víctima.

Más tarde, prosiguió, aceptó reunirse con Weinstein en un bar, pero una asistente la llevó a una suite donde el productor de Pulp Fiction (Tiempos violentos) estaba parado en una bata de baño. Ahí, dijo que Weinstein le mostró un contrato para tres películas que le daría con la condición de que tuvieran un trío sexual con su asistente.

Cuando él dijo eso yo me reí, pensé que estaba bromeando, dijo Dunning. Pero cuando comencé a reír él se puso furioso y empezó a gritar. Dijo: ˜Nunca vas a lograrlo en este negocio. Así es como funciona la industria™".

Agregó que Weinstein mencionó entonces a las actrices Salma Hayek y Charlize Theron, implicando que habían hecho cosas similares para alcanzar el éxito.

Hayek ha dicho que Weinstein la acosó e intimidó en repetidas ocasiones. Theron se puso furiosa con Weinstein cuando algunas de sus acusadoras alegaron que él insinuó que se había acostado con él.

Dunning señaló que ella no sabía lo que haría después Weinstein, así que corrió hacia la puerta y salió hacia un elevador.

"Él era un tipo grande; estaba abalanzándose sobre mí. Yo estaba aterrada, testificó.

Dunning habló por primera vez con el diario The New York Times sobre las supuestas propuestas de sexo a cambio de trabajo en octubre de 2017, pero dijo sólo le contó el incidente de la falda a los fiscales a mediados del año pasado.

Wulff dijo que conoció a Weinstein mientras trabajaba como mesara en un club privado de Broadway. Dijo que le contó a Weinstein que era una aspirante a actriz, aunque nunca había actuado antes.

Después de que Weistein la llevó a una zona de terraza, Wulff dijo que se dio cuenta que su camisa se estaba moviendo.

Entonces me di cuenta que se estaba masturbando, dijo Wulf quien señaló que se quedó congelada y después logró rodear rápidamente a Weinstein para regresar al bar.

__

Tom Hays está en Twitter como twitter.com/aptomhays and Michael Sisak at twitter.com/mikesisak