Saudi Telecom acuerda obtener mayoría de Vodafone en Egipto

La firma Saudi Telecom Co. llegó el miércoles a un acuerdo preliminar para obtener el 55% de las acciones de la sucursal en Egipto del operador multinacional Vodafone.

La firma Saudi Telecom Co. llegó el miércoles a un acuerdo preliminar para obtener el 55% de las acciones de la sucursal en Egipto del operador multinacional Vodafone.

La empresa saudí anunció que había ofrecido 2.390 millones de dólares en efectivo para la filial egipcia, como parte de sus esfuerzos para obtener una mayor participación de mercado en Medio Oriente. En su comunicado, calculó el valor de Vodafone-Egipto en 4.400 millones de dólares.

La posibilidad del acuerdo "confirma las intenciones de STC de preservar su posición de liderazgo no sólo en el reino de Arabia Saudí sino en toda la región", aseveró el jefe ejecutivo de la empresa, Nasser al-Nasser.

Vodafone, con sede en Gran Bretaña, es uno de los operadores de telefonía celular más grandes del mundo y el principal en Egipto, donde tiene unos 40 millones de suscriptores.

El director general de Vodafone, Nick Read, afirmó que la transacción derivará en mejores ganancias, mejor valor para los accionistas y una reducción de su deuda.

"Bajo STC, creo que seguirán prosperando", declaró en relación a los intereses de la empresa en Egipto, añadiendo que los componentes de la compañía permanecerán inalterados bajo los nuevos propietarios.

Vodafone ha estado en gestiones para hacer más eficaces sus operaciones, enfrentar a la competencia y fortalecer sus inversiones en Europa y el ífrica subsahariana.

Alexander Fruman, presidente de Vodafone-Egipto, afirmó que la compañía sigue teniendo confianza en su unidad egipcia.

En conferencia de prensa, calificó la transacción de "una enorme expresión de confianza en Egipto y en la economía egipcia" de parte de inversionistas extranjeros.

La economía egipcia todavía se está recuperando de la inestabilidad política tras el derrocamiento del presidente Hosni Mubarak en 2011. El actual mandatario Abdel Fattah el-Sissi llegó al cargo en 2013 y ha tratado de implementar reformas económicas para atraer a la inversión extranjera.