Hungría: disparos de advertencia contra migrantes

Un guardia de seguridad húngaro efectuó tres disparos de advertencia el martes cuando varias decenas de migrantes intentaron ingresar al país desde Serbia, informó la policía.

Un guardia de seguridad húngaro efectuó tres disparos de advertencia el martes cuando varias decenas de migrantes intentaron ingresar al país desde Serbia, informó la policía.

La policía dijo que logró impedir el ingreso de la mayoría de los 60 a 70 migrantes, y que detuvo a cuatro.

El cruce fronterizo en la aldea de Roszke, en el sur, estaba cerrado cuando se produjo el intento.

Las autoridades dijeron que el incidente, que tuvo lugar a las 5.30 de la madrugada fue similar al de septiembre de 2015 en el mismo lugar.

Tres guardias de seguridad armados estaban apostados en el cruce de la frontera, dijo el teniente coronel de policía Karoly Papp, jefe de seguridad pública del ministerio del Interior, y añadió que los inmigrantes no hicieron caso a las advertencias. Entonces, uno de los guardias de seguridad disparó tres veces al aire en forma de advertencia. En ese momento, el grupo que intentaba ingresar se detuvo, un número importante volvió la espalda y regresó corriendo a territorio serbio.

Las autoridades húngaras dicen que en los últimos meses se ha registrado un aumento notable del número de migrantes que tratan de ingresar a Hungría desde el norte, a través de los Balcanes. Muchos pagan a los traficantes y tratan de llegar a Europa occidental.