Un avión de pasajeros afgano se estrella en zona talibán

Un avión de pasajeros de la compañía afgana Ariana Airlines se estrelló el lunes en una zona bajo control talibán de la provincia de Ghazni, según las autoridades locales.

Un avión de pasajeros de la compañía afgana Ariana Airlines se estrelló el lunes en una zona bajo control talibán de la provincia de Ghazni, según las autoridades locales.

El avión cayó en torno a las 13:10, hora local, sobre el distrito de Deh Yak, que está controlado por los talibanes, indicó Arif Noori, portavoz del gobernador provincial. Dos miembros del consejo provincial confirmaron el choque.

Sin embargo, Ariana Airlines dijo a The Associated Press que ninguno de sus aviones se había estrellado en Afganistán, según Mirwais Mirzakwal, director en funciones de la compañía. La aerolínea estatal también publicó un comunicado en su sitio web diciendo que todas sus aeronaves estaban operativas y a salvo.

En un primer momento no fue posible aclarar las discrepancias, y se desconocía tanto el número de personas que iban a bordo como qué había sido de ellos o la causa del siniestro.

La montañosa provincia de Ghazni se encuentra a los pies del macizo de Hindú Kush y sufre temperaturas gélidas en invierno.

El último accidente importante de una aeronave comercial en Afganistán ocurrió en 2005, cuando un vuelo de Kam Air que viajaba de Herat, en el oeste, a la capital, Kabul, se estrelló en las montañas cuando intentaba aterrizar durante una nevada.

Sin embargo, la guerra ha incluido varios accidentes mortales de aeronaves militares. Una de las más espectaculares ocurrió en 2013 cuando un Boeing estadounidense 747 de mercancías se estrelló poco después de despegar de la base aérea de Bagram camino de Dubái, en Emiratos írabes Unidos. Los siete tripulantes murieron.

La industria afgana de la aviación sufrió mucho durante el régimen talibán, cuando su única compañía, Ariana, fue sujeta a duras sanciones y solo tenía permiso para viajar a Arabia Saudí para el peregrinaje del haj.

Desde la caída del régimen religioso han aparecido compañías privadas más pequeñas pero la industria aún está dando sus primeros pasos.