Pakistán detiene a un activista que criticó al Ejército

Fuerzas paquistaníes detuvieron el lunes al líder de un grupo de derechos humanos que ha acusado al Ejército del país de cometer abusos generalizados en su guerra contra el terrorismo.

Fuerzas paquistaníes detuvieron el lunes al líder de un grupo de derechos humanos que ha acusado al Ejército del país de cometer abusos generalizados en su guerra contra el terrorismo.

Manzoor Pashteen y otras seis personas fueron detenidas en una redada antes del amanecer en la ciudad noroccidental de Peshawar, indicó Javed Khan, policía local. Pashteen fue acusado de hacer discursos contra el gobierno en mítines e incitar a la violencia, señaló, sin dar más detalles.

Pashteen, de 27 años, lidera el Movimiento Pastún de Protección, que se ha convertido en una influyente fuerza en la minoría pastún y congrega decenas de miles de personas en sus mítines. El grupo acusa al Ejército de librar una campaña de intimidación en su operación contra milicianos islamistas en la accidentada zona fronteriza con Afganistán. El Movimiento afirma que las agresivas estrategias militares incluyen ejecuciones extrajudiciales y han dejado miles de desaparecidos y detenidos.

Mohsin Dawar, un legislador que también pertenece al grupo, confirmó la detención de Pashteen. La policía trasladaba al líder local a Dera Ismail Khan, una localidad en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, que hace frontera con Afganistán, señaló. Al parecer, Pashteen había sido detenido por cargos de asistir a marchas contra el gobierno, indicó Dawar.

Los seguidores de Pashteen condenaron su detención en medios sociales, mientras que otras personas celebraron la noticia indicando que se había detenido a un traidor.

El destacado defensor paquistaní de los derechos humanos Afrasiab Khattak criticó la detención, afirmando que deja a la vista la política de estado represor de estilo colonial contra los pastún en general y en particular contra las personas de la antigua región tribal de Waziristán del Norte.

Gulalai Ismail, activista paquistaní de derechos humanos y que hace poco abandonó el país huyendo del acoso de las agencias de seguridad, también condenó el suceso. Nosotros, los pastunes, seguiremos siendo no violentos ante la detención del líder de nuestro movimiento, afirmó, señalando que la resistencia pacífica es el gran pilar del movimiento.

El Ejército ha empleado fuerza indiscriminada en su persecución de escondites talibanes en las regiones tribales dominadas por los pastún, imponiendo castigos colectivos como demoler viviendas de familiares de supuestos miembros, o castigara pueblos enteros por ataques extremistas.

El catalizador para la creación del grupo fue la muerte a manos de la policía de Naqeebullah Mehsud, pastún de 27 años y aspirante a modelo que fue baleado en 2018 en la ciudad sureña de Karachi. Muchos pastunes se han instalado en esa ciudad portuaria tras verse desplazados por las operaciones militares en sus regiones de origen.

___

El periodista de Associated Press Ishtiaq Mahsud contribuyó a este despacho desde Dera Ismail Khan, Pakistán.