México: Simpatizantes de AMLO insultan marcha por la paz

Un peregrinaje de cuatro días efectuado por familiares de personas asesinadas o desaparecidas en México culminó el domingo en una tensa confrontación en la plaza principal de la capital mexicana, ...

Un peregrinaje de cuatro días efectuado por familiares de personas asesinadas o desaparecidas en México culminó el domingo en una tensa confrontación en la plaza principal de la capital mexicana, después de que simpatizantes del presidente insultaron a los manifestantes, entre los que iban decenas de mormones que tienen nacionalidad mexicana y estadounidense.

Seguidores fervientes del mandatario Andrés Manuel López Obrador se enfrentaron a la Caravana por la Verdad, Justicia y Paz conforme se acercaba al Palacio Nacional en la plaza del Zócalo con el objetivo de dejarle una carta al presidente.

¡Váyanse del país!, les gritaron, acusando a los familiares de las víctimas de ser provocadores o incluso de recibir dinero de los rivales políticos de López Obrador.

Las hostilidades resaltaron las dificultades de alcanzar soluciones pacíficas en un país sacudido por frecuentes asesinatos brutales que suelen quedar impunes.

Hubo casi 35.000 homicidios en México el año pasado, un récord en la historia del país y una estadística decepcionante para el primer año completo de López Obrador en la presidencia. El número representa una tasa de aproximadamente 23 asesinatos por cada 100.000 habitantes, en comparación con cinco homicidios por cada 100.000 personas en Estados Unidos.

Además, decenas de miles de mexicanos han desaparecido durante la última década, con pocas pistas sobre su destino final y poca ayuda de las autoridades para dar con su paradero.

Miembros de la comunidad mormona LeBarón en el norte de México prestaron sus voces a la protesta del domingo. Su comunidad resultó duramente afectada en noviembre pasado, cuando hombres armados emboscaron una caravana que viajaba por un camino montañoso a unas cuantas horas de la frontera con Estados Unidos. Tres mujeres estadounidenses y seis de sus hijos fueron asesinados.

Los orígenes de la comunidad LeBarón se remontan a un grupo polígamo que salió de Estados Unidos rumbo a México hace varias generaciones, después de que la Iglesia Mormona prohibió la poligamia.

Adrián LeBarón perdió a una hija y a cuatro de sus nietos durante el ataque de noviembre. Antes de los asesinatos, dijo, él era como un avestruz con la cabeza enterrada en la arena, sin darme cuenta de la masacre que estaba pasando en México.

Ahora sí, saque la cabeza para nunca volverla enterrar y para darme cuenta de todo lo que está pasando, declaró.

Los críticos han acusado a LeBarón de buscar atención. Dijo que permanecer en silencio sería insultar la memoria de su hija y sus nietos, y contraproducente para las esperanzas que tiene de que México sea un lugar más seguro.

A mí me daría vergí¼enza no dar la cara a una tragedia como esa, dijo LeBarón.