Las agresiones antisemitas aumentan 27% en Francia

Los actos antisemitas en Francia aumentaron 27% el año pasado, las acciones contra musulmanes se incrementaron ligeramente y los actos anticristianos no crecieron pero siguieron siendo los más numer...

Los actos antisemitas en Francia aumentaron 27% el año pasado, las acciones contra musulmanes se incrementaron ligeramente y los actos anticristianos no crecieron pero siguieron siendo los más numerosos, indicó el domingo el ministerio del Interior, quien consideró intolerable la situación.

Además, las acciones descritas como racistas o xenófobas, en su mayoría amenazas, aumentaron fuertemente de 2018 a 2019, al pasar de 496 a 1.142, indicó el ministro del Interior Christophe Castaner en un comunicado.

Las expresiones y los actos de odio, ya sea contra los orígenes raciales o las creencias religiosas, ya sea en forma de violencia física o amenazas verbales, son un ataque intolerable a nuestro proyecto común, las bases de nuestro pacto social, afirmó en el comunicado.

Para movilizarse contra el odio, y su banalización, la dependencia está creando una red de investigadores especiales en toda Francia. Además, se cuenta con expertos designados en racismo y antisemitismo en gendarmerías y departamentos, agregó.

Las estadísticas que revelan la permanencia del odio antisemita toman un significado particular justo cuando el mundo conmemora el 75to aniversario de la liberación del campo de exterminio nazi de Auschwitz, destacó.

En 2019 se contabilizaron un total de 687 actos antisemitas en Francia, en comparación con los 541 del año previo. El conteo del ministerio del Interior reveló que 151 fueron dentro de la categoría más severa, de acciones, lo que significa ataques a personas o sus posesiones. Además, hubo 536 amenazas.

Se registraron 154 actos antimusulmanes en comparación con 100 el año previo. Las acciones anticristianas permanecieron estables en 2019, pero con una elevada cifra de 1.052, principalmente ataques a bienes o propiedades de carácter religioso.

Se está creando una plataforma en línea que les permitiría a los investigadores conversar con víctimas y testigos de actos de odio, parte de una serie de nuevas medidas en las que trabaja el gobierno francés, señala el comunicado.